8/16/2017

Los negocios de CITAPIA con Pemex, el socio que Lozoya "recomendó" a Odebrecht


Juan Omar Fierro
Las alianzas de CITapia incluyen a Odebrecht, lo que confirma el acercamiento de la constructora brasileña con la empresa que el propio Emilio Lozoya presuntamente les recomendó.

La empresa Construcciones Industriales Tapia (CiTapia), que Emilio Lozoya presuntamente recomendó a directivos de Odebrecht para asociarse en México y así obtener recursos gubernamentales, logró cuantiosos contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex) cuando el propio Lozoya Austin era director de la paraestatal.
Por medio de adjudicaciones directas o licitaciones públicas, CITapia logró contratos con la paraestatal por al menos 517 millones de pesos y 72 millones de dólares entre 2012 y 2015, así como numerosas obras que la propia constructora reportó a sus inversionistas a través de un currículum empresarial firmado por su socio mayoritario Juan Carlos Tapia Vargas.
Además, el consorcio hidalguense mantiene desde 2014 una alianza estratégica con la constructora española Obrascón Huarte Lain, mejor conocida por sus siglas OHL, empresa en la que Emilio Lozoya fungió como integrante del Consejo de Administración hasta diciembre del 2012, fecha en la que fue designado director de Pemex.
Los contratos otorgados por Pemex a la constructora hidalguense incluyen uno de los mayores fracasos de la paraestatal: la adquisición y modernización de Agronitrogenados, una empresa productora de fertilizantes que no ha logrado arrancar y cuyo costo ya supera los 760 millones de dólares.
Las alianzas de CITapia también incluyen a Odebrecht, lo que confirma el acercamiento de la constructora brasileña con la empresa que el propio Emilio Lozoya presuntamente les recomendó, de acuerdo con la investigación publicada por los periodistas Ignacio Rodríguez Reyna y Alejandra Xanic de la organización Quinto Elemento Lab.
La declaración juramentada de tres ex directivos de Odebrecht señalan que supuestamente Lozoya recibió 10 millones de dólares en “propinas” o sobornos a través de cuentas bancarias en paraísos fiscales, imputación que el ex director de Pemex ha rechazado y por las cuales ha advertido que demandará a la constructora brasileña.
El relato del superintendente de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll, es el que revela la presunta recomendación a la constructora brasileña, sociedad que después se concretó.
Meneses da cuenta de varios encuentros con Lozoya, en uno de los cuales el entonces Coordinador de Relaciones Internacionales en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto lo aconsejó para que se asociará con Juan Carlos Tapia, director y socio mayoritario de Construcciones Industriales Tapia (CITapia).
Por separado, la empresa con sede en Tula, Hidalgo, también tejió su alianza con OHL, de la que Emilio Lozoya Austin formaba parte en ese momento.
En un comunicación sostenida con Quinto Elemento Lab, la constructora hidalguense rechazó tener conocimiento de los presuntos sobornos que Odebrecht le entregó al futuro de Pemex.
Consultados por Aristegui Noticias acerca de su relación con OHL, CITapia respondió que es proveedor de 100 empresas a nivel internacional y nacional, que trabaja de manera coordinada con alrededor de 200 compañías de los sectores energético y de la construcción y que ha desarrollado más de 500 proyectos con otras compañías, ya sea privadas como OHL y Odebrecht o públicas como Pemex.
CITapia agregó que los contratos logrados con dependencias federales a partir del 2012 se han apegado a la legalidad. “Nuestra política interna y externa (clientes y proveedores), se apega al cumplimiento de las leyes emanadas de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La firma de contratos, subcontratos o acuerdos relacionados con relaciones contractuales públicas o privadas se realiza bajo los procedimientos de compra y obras públicas dentro de los términos de legislaciones comerciales aplicables en el ámbito privado”, sostiene el comunicado de Construcciones Industriales Tapia.
La doble sociedad de OHL con Juan Carlos Tapia
Los estados financieros que OHL y sus filiales entregan a la Bolsa Mexicana de Valores revelan que la constructora investigada en España por un supuesto financiamiento ilícito a campañas electorales del Partido Popular, comparte con CITapia hasta el 50 por ciento de las acciones del consorcio Estación Rebombeo Degollado S.A.P.I. de C.V.
Asimismo, OHL y CITapia se asociaron para crear la sociedad de inversión Hidrógeno Cadereyta S.A. de C.V.; en la que también participa la compañía estadounidense especializada en el sector energético, KT Kinetics Technology.
En esta última sociedad, OHL cuenta con el 30.34 de las acciones; KT Kinetics con 40.70 por ciento y Construcciones Tapia solamente con el 5.40 por ciento. Hidrógeno Cadereyta y Rebombeo Degollado fueron compañías creadas de manera expresa para cumplir contratos de obra pública con Pemex.
Los estados financieros de OHL y de la empresa estadounidense Maire Tecnimont, revelan que ambas sociedades fueron creadas entre 2013 y 2014 y la vigencia de las mismas se mantenía hasta enero pasado, según los documentos de la compañía norteamericana.
Con Hidrógeno Cadereyta, OHL, Construcciones Industriales Tapia y KT Kinetics se adjudicaron en mayo de 2014 un contrato por 72 millones de dólares, alrededor de 959 millones de pesos al tipo de cambio vigente en esa fecha.
Por lo que se refiere a la estación de rebombeo en Degollado, Jalisco, Pemex hizo el anuncio de la obra el 28 de enero del 2014, pero sin dar cifras de la inversión requerida y sin revelar que el contrato había sido adjudicado a OHL y CITapia.
El currículum de CITAPIA con Pemex
A través de su página web, Construcciones Industriales Tapia presume las obras que se ha adjudicado en Pemex y otras dependencias federales, entre ellas el contrato DCPA-OP-SCC-SPR-CPFG-A-15 por un valor de 100.9 millones pesos para la reparación de una planta catalítica en la Refinería de Cadereyta, obra que fue cuestionada por el PRD en el Senado de la República.
Una nota del periodista Benito Jiménez difundida por la Agencia Reforma, da más detalles de esa obra que y habla del presunto hallazgo de tomas y mangueras que se utilizan para ordeñar ductos de Pemex en un terreno de CITapia, señalamiento que la empresa desmintió en cartas a diversos medios de comunicación.
Una revisión rápida de los contratos que Construcciones Industriales Tapia ha desarrollado para Pemex, en calidad de subcontratista o contratista directo, a partir del 2012 indica la siguiente lista:

1.- La edificación de una planta de cogeneración de energía en Nuevo Pemex, Tabasco, en sociedad con UTE Abener Inabensa.
2.- La construcción Terminal de Almacenamiento y Reparto de Pemex (TAR) ubicada en Tapachula, Chiapas.
3.- La rehabilitación de la Planta Reductora de Viscosidad en la refinería Miguel Hidalgo de Tula de Allende, estado de Hidalgo.
4.- La construcción de la refinería de Héctor Lara Rosa en Cadereyta, Nuevo León, en calidad de subcontratista de ICA Flour Daniel, una subsidiaria de la constructora Ingenieros Civiles y Asociados (ICA).
5.- La reconfiguración de las plantas de Urea de Agronitrogenados, una planta chatarra para la producción de fertilizantes que ha producido daños al erario público, operación por la que ya se había ordenado una primera investigación administrativa contra el propio Emilio Lozoya.
6.- La reconfiguración de la Refinería Lázaro Cárdenas en Minatitlán, Veracruz, en sociedad con los consorcios Minátricos, Dragados Industriales y Ebramex para tres distintas etapas y “paquetes” constructivos.
7- La construcción de nuevas instalaciones de esa misma refinería en Minatitlán en sociedad con ICA Flour Daniel de Grupo ICA.
8.- La restauración de una caldera en Ciudad Madero, Tamaulipas.

Juan Carlos Tapia en Los Pinos
El socio mayoritario y director de Construcciones Industriales Tapia ya se ha reunido con el Presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos, según consta en un audio filtrado del caso OHL.

La llamada presuntamente realizada el 1 de septiembre del 2014 da cuenta de una reunión del Primer Mandatario con empresarios del sector energético, entre los cuales estuvo Tapia Vargas.
La conversación telefónica fue entre Ignacio Bobadilla, ex funcionario adscrito a la Secretaría Particular de la Presidencia y Pablo Wallentin, ex directivo de OHL, quien fue despedido por filtra la agenda presidencial a un particular.
Una nota del diario La Jornada señala que Juan Carlos Tapia envío en 2013 un costoso regalo a Los Pinos, consistentes en un mueble-cantina y botellas de vino, por lo que tuvo que ser entregado a la Secretaría de la Función Pública (SFP) al exceder el límite permitido en la ley.
CITapia presume en su página de internet que factura alrededor de mil 200 millones de pesos anuales, cuenta con más de 4 mil trabajadores y 22 naves industriales en el Parque Industrial Atitalaquia que se ubica frente a la refinería de Tula, Hidalgo.
Además, cuenta con instalaciones en Guanajuato y Veracruz, cerca ambas de instalaciones petroleras.

Peña, Odebrecht y el PRI


Por ,

¿Solución de Rusia y China a la grave crisis de Norcorea?


Bajo la lupa
Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada


El portal Zero Hedge comenta en forma sarcástica que, como el mundo no se acabó el segundo fin de semana de agosto, se recuperaron las bolsas noratlánticas y el dólar.
Foto
Tropas preparándose para un desfile militar para celebrar
 el 90 aniversario de la fundación del Ejército Popular 
de Liberación (EPL)Foto Xinhua
Existe mucha hipocresía en EU –que pervive su fase de postverdad/desinformación– sobre el armamentismo balístico de Norcorea: The New York Times (NYT), feroz crítico de Trump, expuso que Ucrania, régimen aliado de EU, es la fuente de los letales misiles de Pyongyang (https://goo.gl/u6fL5G).
Luego del perturbador descubrimiento del NYT sobre los vínculos clandestinos de Ucrania y Norcorea, el canciller ruso Lavrov develó que existe un plan de Rusia y China para desactivar la crisis coreana (https://goo.gl/Ssyg2T).
Tyler Durden, autor de la primicia pacífica de Rusia y China, comenta que desafortunadamente el plan requiere más sentido común de lo que EU es capaz.
Después del voto en el Consejo de Seguridad en favor de las sanciones contra Norcorea, cuya resolución fue apoyada en forma conspicua por Moscú y Pekín, China apretó las tuercas de las importaciones de las materias primas de Pyongyang, que, a mi juicio, no tendrán gran efecto, mientras no sean de índole financiera.
El segundo fin de semana aciago de agosto, el mandarín Xi llamó al presidente Trump para que conserve la calma con Norcorea: externó que “China y EU tienen intereses comunes en logar la desnuclearización de la península coreana y en mantener la paz y su estabilidad (https://goo.gl/jWjqXo)”.
El comentario de Jin Kai, del portal Global Times, es pertinente sobre la decisión de Sudcorea de desplegar un sistema altamente avanzado de armas a las puertas de China, en referencia al despliegue misilístico de defensa (THAAD, por sus siglas en inglés) proveído por EU (https://goo.gl/NtPwBo).
A juicio de Kai, con la aprobación del THAAD, a pesar de sus consecuencias en la región, Sudcorea probablemente haya colocado la final piedra angular para un mayor fortalecimiento en su alianza con EU y haya hecho una reversión completa respecto a su política con China.
Según Jin Kai, por desgracia, una alianza más fuerte con EU no le aporta necesariamente la paz y la reconciliación a Sudcorea con Norcorea, ya que esta alianza busca medios confrontativos para disuadir al norte, que la ve como una provocación.
Kai aduce que en lugar de permanecer neutral (sic), Sudcorea se ha limitado aún más en su margen estratégico de maniobra en la región, especialmente con China.
El destino de Norcorea y Sudcorea es inextricable y sería una fantasía pretender que EU con su gama de bombas nucleares podría aniquilar solamente a Norcorea sin que Sudcorea sufra las letales consecuencias nucleares, no se diga los 63 mil soldados de EU (https://goo.gl/H39ZPr).
El jefe del estado mayor del Ejército de EU, general Joseph Dunford, visita Seúl y Pekín, y los multimedia regionales especulan con que advertirá sobre las opciones militares de EU contra Norcorea.
Un editorial del Global Times, que puede parecer muy idílico para los desatados guerreros nucleares de Washington y Pyongyang, alienta a que Sudcorea actúe como un “amortiguador (buffer)” entre EU y Norcorea.
El texto critica que Seúl no está dedicada a contribuir a la estabilidad de la península cuando realiza ejercicios militares de gran envergadura con EU y, peor aún, despliega el sistema misilístico de defensa THAAD, que ha indispuesto tanto a China como a Rusia, no se diga a Norcorea.
Del 21 al 31 de agosto próximo, EU y Sudcorea tienen programados ejercicios militares que definitivamente provocarán a Pyongyang todavía más por lo que se espera tenga una respuesta más radical.
El editorial chino juzga que Sudcorea no puede quitarse el control de EU, ni en su mente ni en sus hechos para cesar los ejercicios militares (https://goo.gl/i5gPjH).
El texto arguye que China tiene relaciones amigables con Norcorea, pero carece de influencia decisiva ya que para China es más difícil influir en Norcorea de lo que puede influir Sudcorea en EU.
Trump ha llegado hasta a comentar que sería más dúctil en las negociaciones comerciales con China si ésta controlase más a la incontrolable Norcorea.
De las paroxísticas bravatas nucleares contra Norcorea, Trump optó por enfocarse by the time being en Venezuela a la que amenazó con una invasión militar.
Pareciera que Trump busca una guerra como distractor para apaciguar el desasosiego de la sociedad estadunidense fracturada que exhibe los prolegómenos de una guerra civil, de la que Charlottesville es sólo un botón de muestra.
El plan del doble congelamiento de Rusia y China es muy sensato: Norcorea congelaría sus pruebas misilísticas, mientras EU y Sudcorea cesarían sus ejercicios militares a gran escala.
Faltó otro congelamiento: desmantelar el THAAD a cambio de la desnuclearización de la península y su unificación al estilo alemán.
Tyler Durden comenta que no queda claro si Rusia o China flotaron (sic) el plan con EU o Sudcorea, y agrega que lo más probable es que no lo hayan hecho.
El canciller ruso Sergey Lavrov anhela que finalmente prevalezca el sentido común y recordó que Norcorea ya había firmado el Tratado de No-Proliferación (TNP) de Armas Nucleares, pero que luego se retiró de él.
Lavrov no dijo que se debió a que el pugnaz Baby Bush colocó en forma innecesaria a Norcorea en la lista fantasmagórica de los Estados canalla.
Lavrov recalcó que Rusia, que exhibe una frontera de 18 kilómetros con Norcorea, desaprueba la posesión de armas nucleares por Pyongyang y develó que Rusia y China tienen una gama de propuestas con el objetivo de prevenir uno de los conflictos más profundos y una crisis con un gran número de víctimas.
Lavrov expresó que Rusia se preocupa de las amenazas de EU para librar una guerra preventiva en Norcorea.
Por su parte, el gobierno chino, mediante su portavoz oficioso Global Times, sentenció que no permitiría la amenaza de EU de cambiar el régimen de Pyongyang.
A juicio de Lavrov, es EU quien debe dar el primer paso para desactivar las tensiones; lo cual le incumbe al lado más poderoso y más astuto (sic). ¡Cómo no!
A juicio de Tyler Durden, Sergey Lavrov hace eco a las declaraciones de la canciller alemana Angela Merkel quien se pronunció por soluciones no-militares en Norcorea y consideró que la escalada retórica era la peor respuesta.
Merkel instó a la cooperación de EU y China para desactivar el contencioso norcoreano.
Más allá de los juegos geopolíticos en la península coreana, Trump presiona a China en materia comercial –la acusa de robar la propiedad intelectual de las trasnacionales de EU (https://goo.gl/2KhfnW)”– con el fin de que someta el avance nuclear y misilísitico de Norcorea.
China ya capturó la esencia del linkage de Trump y su doble juego: su portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, expresó que no existe futuro en una guerra comercial entre China y EU y que “el comercio y el tema de Norcorea no deberían estar vinculados (https://goo.gl/jHz9cu)”.
El problema de este “ linkage (vínculo)” es que Trump ganaría todo contra China y Norcorea que resultarían perdedores sin nada a cambio.
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife

Gran eclipse sobre el TLCAN



Alejandro Nadal
La Jornada 
La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte comienza hoy. Las condiciones han cambiado mucho desde los primeros intercambios que habrían de dar forma al TLCAN. Por aquellos tiempos los negociadores de los tres gobiernos, convencidos de las extraordinarias bondades del libre comercio, repetían sin cesar que el nuevo acuerdo comercial sería un rotundo éxito.
La prensa internacional de negocios se derretía en elogios sobre las novedades del pacto, el primero que involucraba países de muy distinto grado de desarrollo. El contenido del tratado iría mucho más lejos de la simple desgravación arancelaria o la eliminación de un sistema de cuotas y abarcaría temas sobre inversiones directas, política industrial, propiedad intelectual, compras de gobierno, regulaciones del sector servicios, así como un capítulo sobre solución de controversias. Carla Hills, representante de comercio de Estados Unidos, repetía sin cesar que con el TLCAN todas las partes saldrían beneficiadas y la prosperidad alcanzaría a todos los habitantes de América del Norte. El gobierno mexicano le hacía coro con la idea de que nuestro país entraría de lleno al primer mundo. Y la promesa de las reformas pro-mercado que introducía el gobierno de Salinas supuestamente garantizaban un proceso de crecimiento de largo alcance.
Hoy las circunstancias han cambiado. Para acercarse a la mesa de una renegociación sería indispensable tener a la mano una evaluación integral de los efectos que el TLCAN ha tenido sobre la economía mexicana y las perspectivas de su desarrollo. Desgraciadamente, no existe por el lado del gobierno mexicano una valoración completa, validada bajos el protocolo de un escrutinio profesional y abierto, sobre los efectos reales del tratado en la sociedad y la economía en su conjunto. Los efectos sobre la creación de empleos, la evolución de salarios, el impacto sobre el tejido industrial, el desempeño del sector servicios, los flujos de inversión directa, las repercusiones en el agro mexicano, por mencionar algunos temas, debieran ser incorporados en esa evaluación del tratado y las perspectivas de una estrategia general de desarrollo del país.
Es cierto que la integración económica entre las tres economías de la región se ha profundizado y que los flujos de comercio e inversiones se expandieron de manera notable. Pero hay algo inquietante en ese proceso de integración: más de 80 por ciento de las exportaciones mexicanas están dirigidas a Estados Unidos. Es decir, desde el punto de vista de diversificación de mercados el TLCAN es un rotundo fracaso.
El superávit de México en la balanza bilateral con Estados Unidos es visto por muchos como una muestra de que el tratado fue benéfico para nuestro país. Sin embargo, se necesita un análisis más cuidadoso antes de saltar a esa conclusión. Por ejemplo, se requiere examinar el impacto del TLCAN sobre la balanza comercial en su conjunto para alcanzar una visión más certera. Lo cierto es que la balanza comercial de México con el resto del mundo ha mantenido un déficit crónico y el superávit con Estados Unidos no permite cancelar ese resultado negativo. Por eso hoy el déficit en la cuenta corriente de México representa 2.7 por ciento del PIB.
Pero subsisten muchos otros problemas. Uno de ellos es el destino del proyecto de industrialización en México. Una parte importante de las exportaciones mexicanas proviene de la industria maquiladora. Pero el contenido nacional de dichas exportaciones se ha mantenido bajo. Un estudio de Castillo y De Vries (Journal of International Trade and Economic Development, julio de 2017) muestra que el valor agregado de contenido nacional en las exportaciones de las maquiladoras no rebasa 13 por ciento. Esto significa que la débil integración con el resto de la economía impide descansar en las maquiladoras como motor de crecimiento.
Otra investigación de Jorge E. Mendoza Cota, del Colegio de la Frontera Norte (publicada en la revista Norteamérica 2015) confirma que las exportaciones de manufacturas están marcadas por una fuerte dependencia de importaciones de bienes de capital e insumos intermedios. Lo más grave es que la economía mexicana mantiene un importante déficit manufacturero con las economías de China, Japón, Corea y la Unión Europea. Ese estado de cosas no va a cambiar en el futuro cercano.
El TLCAN codificó y contribuyó a profundizar un proceso de integración económica que ya estaba en marcha en la región. La pregunta que hoy es importante formular es si ese instrumento es la mejor manera de proseguir con esa integración o si sería mejor explorar senderos alternativos. La renegociación que hoy exige Estados Unidos es una oportunidad para enfrentar ésta y otras preguntas.
El 21 de agosto podrá observarse un eclipse solar total sobre buena parte del territorio estadunidense. En México se observará como eclipse parcial. En tiempos de las supersticiones, el evento podría interpretarse como portador de malos augurios. Quizás hoy sería bueno verl
o como invitación a repensar las profecías sobre el gran éxito que supuestamente tendría el TLCAN.
Twitter: @anadaloficial

Es un momento delicado para negociar el TLCAN


Claudio Lomnitz 
La Jornada
Anteayer Gideon Rachman publicó un artículo en el Financial Times en el que alerta, correctamente, que en estos momentos Estados Unidos es un peligro para la estabilidad mundial. ¿Por qué? Dicho mal y pronto, el  asedio en que se encuentra la presidencia de Donald Trump puede llevarlo a provocar algún incidente internacional, para con él obligar a su clase política a cerrar filas y hacer de lado las querellas internas. Se trata de una circunstancia que se debe tomar en serio en  preparación a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Las presiones internas que enfrenta Trump le vienen de varias partes: primero, está el precio político del descalabro del Congreso republicano en su intentona de tumbar el sistema de salud de Obama. Ya varios congresistas republicanos están de puntas. Temen perder escaños y quizá hasta la mayoría en las elecciones de 2018, lo que está llevando a algunos a deslindarse de Trump, y también, del mismo modo, lleva a que Trump inculpe a los congresistas republicanos del fracaso. Así, previsiblemente, el presidente tuiteó críticas dirigidas a su aliado, Mitch McConnel, líder de la facción republicana en el Senado. De modo que hay una fisura en el Partido Republicano.
Esta fisura probablemente se ensanchará tras los hechos del pasado sábado en Charlottesville, Virginia, que exhibieron a Trump como protector de los grupúsculos de supremacía blanca, ya que en su discurso posdisturbio igualó a los neonazis que marcharon, y que asesinaron a una manifestante, con quienes protestaban en su contra. Según Trump, ambas partes tenían el mismo grado de culpa.
Sólo que, además del escándalo en los medios, después de Charlottesville, el pasado lunes, Kenneth Frazier, director general del gigante farmacéutico Merck, y afroestadunidense, renunció al consejo empresarial de asesores de la Casa Blanca en protesta. Merck fue ya la tercera gran corporación en darse de baja del consejo empresarial de Trump, pues antes habían renunciado los directivos de Tesla y de Disney, en protesta por la salida de Estados Unidos del acuerdo climático de París.
Trump respondió a la renuncia de Frazier con un tuitazo, sugiriendo que aprovecharía el gesto para bajar los precios de los productos farmacéuticos, sólo que la táctica intimidatoria no le funcionó en esta ocasión, y el mismo lunes por la tarde renunciaron, además, los directivos de Dell y de Under Armour. Ayer, martes, por la mañana, Trump volvió a la carga en Twitter, retando a que se fueran otros directivos: Por cada director general (CEO) que salga de mi consejo empresarial, tengo a muchos que tomen su lugar. Esto provocó que algunos más le cobraran la palabra: ayer, martes, por la tarde salió del consejo el presidente del Alliance for American Manufacturing, de la industria siderúrgica, mientras Richard Trumka, jefe de la liga sindical AFL-CIO, que agrupa a varios sindicatos que apoyaron a Trump, también amenazó con salirse, como amenazó también el director de Walmart; en tanto, Larry Summers, ex presidente de Harvard y del Banco Mundial, publicó una opinión llamando todos los directivos del consejo empresarial de la Casa Blanca a renunciar. De modo que Trump está perdiendo apoyo de algunos sectores del empresariado, y quizá también de algunos sindicatos.
Por último, está la investigación sobre el financiamiento ruso de la campaña de Trump, y los lazos sospechosos que existen entre varios miembros de su equipo y Putin. La semana pasada, el fiscal Robert Mueller ordenó un allanamiento de documentos de la casa de Paul Manafort, el antiguo jefe de campaña de Trump, para confiscar documentos y computadoras. Fue un hecho público que dejó en claro que la investigación está cerrando el cerco, cosa que podría terminar en un juicio de impeachment contra Trump, o con cargos criminales contra sus socios y parientes.
Todo esto hace que Trump sea en este momento altamente imprevisible. La semana pasada vimos cómo, en cuestión de días, el presidente pasó de amenazar con desatar una guerra nuclear contra Corea del Norte a juguetear con una opción militar en Venezuela, y a un endurecimiento en sus negociaciones comerciales con China...
Con tal de salvar su propio pellejo, Trump pareciera ser capaz de cualquier cosa, y el entramado institucional estadunidense posiblemente no pueda hacerle contrapeso. Se trata de una situación que debe poner en alerta roja al gobierno mexicano. Finalmente, ya sabemos que cuando todo lo demás le falla, a Trump le resulta fácil voltear hacia México y hacer o decir cualquier cosa. Su lógica es igual a la de cualquier bully –es más fácil intimidar al más chico–. Un conflicto con China le puede resultar demasiado caro, incluso personalmente, dados los intereses del propio Donald y su familia en China. Y, aunque hacer ademanes contra México es costoso para la econo
mía estadunidense también, México ofrece una oportunidad política que Trump aparentemente pueda ganar, y tener con ella algo que presumir a su base.
El gobierno de México debe irse con pies de plomo y examinar con cuidado cada una de sus opciones, por flacas que parezcan.

Crisis en la UNAM por violencia


Autor: Zósimo Camacho @zosimo_contra

En las rectorías de los médicos De la Fuente, Narro Robles y Graue se han registrado 300 ataques sexuales en instalaciones de la UNAM. Además, han muerto 36 personas y cinco más desaparecieron. Fuera del campus, otros 12  universitarios han sido asesinados o desaparecidos

Trescientos ataques sexuales se han registrado en instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 2006 a la fecha. En ese periodo –que abarca el final del rectorado de Juan Ramón de la Fuente; la gestión del actual secretario federal de Salud, José Narro Robles, y la administración de Enrique Graue Wiechers– también han muerto 36 personas en los distintos campus.
De esos fallecimientos, los nueve más recientes ocurrieron en poco más de 1 año. Y aunque las investigaciones ministeriales aún no concluyen, en algunos casos –como el de la joven Lesvy Berlín Osorio, muerta el pasado 3 de mayo en Ciudad Universitaria– se sospecha que se trató de asesinatos.
En ese mismo lapso, cinco estudiantes desaparecieron. De éstos, dos hombres y dos mujeres fueron localizados con vida; pero de la quinta víctima, una alumna, se localizaron sus restos.
Académicos y universitarios señalan que durante los rectorados de José Narro Robles (noviembre de 2007-noviembre de 2015) y de Enrique Graue (quien está en el cargo desde el 17 de noviembre de 2015) se incrementó la presencia de grupos porriles y de narcomenudistas en la Ciudad Universitaria.
“Las mafias están dentro de la Universidad. Cada director sabe quién y en dónde trafica con drogas. Incluso las mafias tienen salones en donde despachan. Y los directores establecen pactos de no agresión ante la imposibilidad de superarlas”, advierte el investigador Alfonso Bouzas, doctor en derecho con especialidad en trabajo, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y consejero universitario hasta hace 7 meses.
El clima de violencia no es privativo de las instalaciones universitarias sino del país y de la Ciudad de México, coinciden profesores e investigadores consultados por Contralínea. Sin embargo, a esa realidad se suma que las autoridades de la Universidad “se han preocupado más por otro tipo de cuestiones que no son precisamente el cuidado de los jóvenes, la atención a sus necesidades, la seguridad en las zonas de afluencia de estudiantes”, señala Bouzas, investigador titular del Instituto de Investigaciones Económicas.
Considera que los intereses de las actuales autoridades universitarias están en “los gastos muy superfluos, muchos para beneficio del funcionario en turno; y han abandonado el servicio de vigilancia, de fotocopias, el control de estacionamientos”.
Carlos Lozano Ángeles, catedrático en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, miembro del Consejo Técnico de esa escuela y vicepresidente de la sección 69 de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM), está de acuerdo en que las autoridades tienen conocimiento de los ilícitos que se cometen en la Universidad y de quienes los cometen.
 “Las autoridades saben muy bien cómo están los movimientos de las drogas; saben quién las trafica. Porque hay todo un sistema de observación de inteligencia universitaria”, explica el profesor de las asignaturas Introducción al Pensamiento Político y Social y México en la Concepción del Mundo Moderno.
Agrega que desde hace tiempo se han detectado bandas dedicadas a la comisión de ilícitos, entre los que destaca el narcomenudeo. Y las investigaciones internas de la UNAM, a decir de Lozano Ángeles, señalan que algunos de esos grupos están vinculados con corporaciones policiacas de la Ciudad de México, concretamente con integrantes de la Policía de Investigación, antes Policía Judicial, de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) local. “Hay una complicidad ahí”.
Y es que, aunque el problema de la violencia y el narcomenudeo en la UNAM no es nuevo, anteriormente se realizaba en lugares muy específicos, comenta el sociólogo y doctor en estudios políticos y sociales con orientación en ciencia política Valeriano Ramírez Medina.
“El problema es que se ha diversificado hacia casi todas las facultades”. El investigador adscrito al Centro de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales observa una “displicencia” de parte de las autoridades que ha agudizado el problema.
“Las zonas más conflictivas, más inseguras, son, curiosamente, las adyacentes a Rectoría; afuera de la Torre”. Se refiere a los jardines conocidos como las Islas, los pasillos por los que se ingresa a la puerta Norte de la Biblioteca Central. “Ahí hay consumo de alcohol y drogas a cualquier hora del día; y en la noche esa displicencia aumenta mucho más. Y Rectoría nunca ha hecho nada al respecto”.
En efecto, en todo 1 año, cuando los narcomenudistas ya no se esconden y, por el contrario, venden abiertamente, intimidan y amenazan en el campus, la Universidad presentó apenas una denuncia.
De acuerdo con el oficio OAG/COJ/365/2017 –obtenido por Contralínea–, en todo 2016 y hasta el 31 de mayo de 2017, la UNAM presentó apenas una denuncia por venta de drogas en sus instalaciones. Además, no se trata del campus de Ciudad Universitaria, donde está el mayor problema.
Según el documento emitido por la Oficina de la Abogada General, Mónica González Contró, la única denuncia se presentó el 13 de marzo de 2017 ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México.

Treinta y seis muertos; nueve en el último año

La UNAM reconoce oficialmente que 35 personas murieron en sus instalaciones entre el 23 de junio de 2006 y el 8 de mayo de 2017. A la cifra debe agregársele una muerte ocurrida en una fecha posterior. Se trata del caso más reciente, ocurrido entre la Biblioteca Central y la Facultad de Filosofía y Letras el 12 de junio pasado.
Por medio de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, Contralínea tuvo acceso a los oficios OAG/COJ/368/2017 y DGAJ/DAJ/DTAI/3159/2017, emitidos respectivamente por la Oficina de la Abogada General, el 19 de junio de 2017, y por la Dirección General de Asuntos Jurídicos, el 15 de junio de 2017.
En la relación de la Oficina de la Abogada General sólo aparecen ocho casos. Cinco de los muertos enlistados eran personas integrantes de la comunidad universitaria (tres académicos, dos administrativos y un estudiante) y tres eran “externos”. Además, se informa de las “causas” de las muertes: dos accidentes, cuatro paros cardiacos, un coágulo cerebral y uno por herida punzocortante, este último ocurrido “entre las facultades de Química a Ingeniería” el 27 de mayo de 2016.
En esta relación, sólo tres casos ocurrieron en instalaciones del campus de Ciudad Universitaria (Facultad de Economía, Instituto de Fisiología Celular y “entre las Facultades de Química e Ingeniería”). Los otros cinco son de Escuelas Preparatorias (1 y 8), el Palacio de Minería, el Observatorio Astronómico Nacional (San Pedro Mártir, Ensenada, Baja California) y la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.
Por su parte, el listado de la Dirección General de Asuntos Jurídicos se refiere únicamente a hallazgos en el campus universitario. Es decir, los 28 casos restantes ocurrieron en Ciudad Universitaria.
Tres han ocurrido en las Facultades de Arquitectura y de Ciencias; dos en las de Filosofía y Letras y de Derecho y en la Cantera Oriente. Un caso por lugar se ha presentado en las Facultades de Ciencias Políticas y Sociales y de Psicología; frente a la Torre de Rectoría; frente a la Facultad de Química; frente a la Facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia; en la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios; en el Estadio de Prácticas Roberto Tapatío Méndez; frente al Edificio II del Instituto de Ingeniería; en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo; en la Dirección General de Obras y Conservación; en la Alberca Olímpica; en la Escultura G Cueto; en la Gasolinera UNAM; frente a la Estación de Bomberos UNAM, y frente a la Dirección General de Atención a la Salud.
Según esta lista, en 16 casos se trató de personas “ajenas a la comunidad universitaria”. En otros tres, de exalumnos. Además, cinco eran trabajadores; dos alumnos, y un académico. En esta lista no se incluye la causa de muerte.
Con los datos de ambos documentos queda claro que la muerte de personas en instalaciones de la UNAM se ha incrementado en los años más recientes. En lo que va de 2017 se han presentado cinco casos. Durante el año pasado también ocurrieron cinco hallazgos, igual cifra que en 2010. En 2015 y 2013 se llegó a seis por cada año. Tres ocurrieron en 2012. Dos en 2009. Una en 2014, 2011 y 2006; y ningún caso en 2008 y 2007.
Entre las muertes más recientes destaca la de Víctor Manuel Orihuela Rojas. El alumno de la Facultad de Odontología cayó desde varios pisos de la Facultad de Filosofía y Letras, sin que hasta el momento se haya determinado si fue asesinado o si se trató de un “suicidio”, como se apresuraron a filtrar a la prensa las autoridades universitarias y las del gobierno de la Ciudad. El hecho ocurrió durante la noche del pasado 12 de junio.
Otro caso es el de Lesvy Berlín Osorio (que en el listado aparece como “exalumna”, aunque oficialmente no haya bajas en la UNAM). Fue encontrada en una cabina telefónica el 3 de mayo de 2017. Al principio, las autoridades señalaron “suicidio” y un grupo de ecoextremistas misántropos se adjudicó el asesinato. Hoy se tiene como sospechoso del asesinato al novio de la víctima.
Un tercer hallazgo que destaca es el del jefe de servicios químicos José Jaime Berrera Moreno, ocurrido el 27 de junio de 2016. El asesinato con arma punzocortante también ha sido reivindicado por el grupo ecoextremista, aunque las autoridades de la Ciudad de México apuntan hacia tres trabajadores y dos alumnos.
En la relación de la UNAM, no se incluyen los casos de integrante de la comunidad universitaria asesinados fuera de las instalaciones de la Universidad. Sin embargo, la organización Nos Hacen Falta ha documentado 12 casos desde 2004 entre asesinados y desaparecidos. Uno de ellos es el de Víctor Castro Santillán, asesinado en Monterrey en abril de 2010, cuando se encontraba de intercambio académico en la Universidad Autónoma de Nuevo León.
Otro es el Carlos Sinhué Cuevas Mejía, tesista de la Facultad de Filosofía, activista estudiantil y promotor cultural. Fue asesinado luego de salir de Ciudad Universitaria, al bajarse del transporte que lo llevó hasta las cercanías de su domicilio. La noche del 26 de octubre de 2011, Sinhué fue atacado a balazos después de meses de estar recibiendo amenazas por sus actividades políticas y culturales en la Universidad.
Un caso más destaca. Data de 2004. El estudiante y activista Pável González desapareció el 19 de abril de ese año. Su cuerpo fue encontrado en el Ajusco, colgado de una cruz con una suástica, con huellas de tortura y violación.

Ataques sexuales, desde prescolar hasta posgrado

Más de 300 agresiones sexuales se han presentado en las instalaciones de la UNAM de 2006 a la fecha. Dos oficios de dependencias de la Oficina de la Abogada General dan cuenta de las incidencias. Obtenidos por Contralínea, se trata del documento OAG/UNAD/156/2017, de la Unidad para la Atención y Seguimiento de las Denuncias dentro de la UNAM, fechado el 2 de junio pasado, y el DGAJ/DAJ/DTAI/3302/2016, del 16 de junio de 2017, de la Dirección General de Asuntos Jurídicos. Ambos cuentan con datos actualizados al 30 de abril pasado.
Las dos estadísticas se obtuvieron de las quejas por violencia sexual que conocieron las dependencias. La Unidad para la Atención y Seguimiento de las Denuncias contabilizó 262, mientras que la Dirección de Asuntos Jurídicos otras 38.
De ambos documentos se despende que la violencia sexual dentro de la UNAM también se ha agudizado año con año. En 2006 no se reportó caso alguno. Para 2007 se registraron cuatro; 10 en 2008; nueve en 2009; 11 en 2010; nueve en 2011; 17 en 2012; 31 en 2013; 72 en 2014; 47 durante 2015; 70 en 2016, y, hasta el 28 de febrero de este  2017, ya se habían presentado 20 casos.
Prácticamente las agresiones han ocurrido en todos los niveles educativos con los que cuenta la UNAM, desde el prescolar hasta el posgrado. La propia Torre de Rectoría no está a salvo. En el séptimo piso, donde se encuentra la Secretaría General, han ocurrido tres agresiones sexuales. Además, un ataque se ha presentado en el Jardín de Niños. La Iniciación Universitaria (educación básica secundaria) está en el listado de los lugares donde han ocurrido ataques sexuales, sin embargo no especifica número de casos.
El bachillerato ha presentado 69 agresiones. En los planteles de la Escuela Nacional Preparatoria han ocurrido 37; en los del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), 32.
Aunque la mayoría de los ataques de carácter sexual se concentran en el campus de Ciudad Universitaria, las demás instalaciones de la Ciudad de México y del país no están exentas. En la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán han ocurrido 22; 15 se han presentado en la FES Iztacala y en la FES Cuautitlán. Por su parte, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales han ocurrido 14, mientras que en la Facultad de Derecho 13; en la de Filosofía y Letras 11; nueve en la Facultad de Ciencias, y siete tanto en la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, como en la Unidad de Apoyo Jurídico.
Seis se han registrado en la Facultad de Medicina y en la FES Aragón; cinco en las Facultades de Química y de Arquitectura; cuatro en la Facultad de Contaduría y Administración.
Las dependencias en las que se han presentado dos ataques sexuales son las Facultades de Música; Artes y Diseño, y FES Zaragoza; la Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad León; los Institutos de Fisiología Celular, y de Ciencias del Mar y Limnología; las Direcciones Generales del Deporte Universitario, de Legislación Universitaria, de Servicios Generales; de Revalidación e Incorporación de Estudios; de Personal; y en la Dirección de Danza y en la Biblioteca Central.
En una ocasión se ha registrado un ataque sexual en los Institutos de Materiales; de Investigaciones Filosóficas; de Investigaciones Jurídicas; de Investigaciones Filológicas; de Química; de Ciencias Nucleares; de Biología; las Direcciones Generales del CCH; de Divulgación de la Ciencia, y de Personal. Además, en la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia; el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras; la Coordinación de la Investigación Científica; el Centro de Nanociencias y Nanotecnología; el Centro de Ciencias de la Atmósfera; la Coordinación de Servicios Administrativos Campus Morelia; el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico; la Facultad de Ingeniería; la División de Estudios de Posgrado; el Museo de las Ciencias Universum; la Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia.
Otras áreas en las que han ocurrido al menos una agresión sexual son la Tienda UNAM; un Pumabús; consultorios de la Dirección General de Servicios Médicos (cuatro); lugares indeterminados de Ciudad Universitaria (dos); la Dirección General de Obras y Conservación (tres); el estacionamiento del Estadio Olímpico Universitario; el pasillo externo entre la Facultad de Filosofía y la Biblioteca Central; el pasillo del Metrobús de la Zona Cultural; la Base de Vigilancia 5 de la Zona Cultural; la Dirección de Medicina del Deporte; la caseta de vigilancia en la Unidad de Apoyo Jurídico; el Área de Seminarios; la Unidad Coordinadora de Servicios de Apoyo Administrativo; el Centro de Documentación del Deporte y Recreación; el Centro Mascarones de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación; y los Talleres de Conservación.

Desaparecidos, ignorados

La UNAM reconoce oficialmente que, entre 2015 y 2017, de sus instalaciones se “extraviaron” cuatro personas. Y que “dichas personas fueron localizadas después del reporte ante el Centro de Personas Extraviadas y Ausentes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.
De acuerdo con el oficio DGAJ/DAJ/DTAI/3301/2016 –elaborado por Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Oficinas de la Abogada General– reporta dos casos ocurridos en 2015 y dos en este año.
El documento, obtenido por Contralínea, consigna un caso del 30 de octubre y otro más de 14 de noviembre de 2015. Los otros dos son del 3 de febrero y 22 de febrero de 2017. No se señala en qué condiciones se “extraviaron” o desaparecieron ni, tampoco, en qué condiciones fueron encontrados.
No consiga el caso de Adriana Morlett, la estudiante de la Facultad de Arquitectura que desapareció el 6 de septiembre de 2010 tras acudir a la Biblioteca Central a retirar un libro. De la alumna no se supo nada por más de tres meses. El libro que ella sacó misteriosamente fue devuelto sin que las autoridades universitarias pudieran determinar quién lo entregó. El cuerpo de Morlett apareció el 17 de diciembre en la carretera Picacho Ajusco. No se ha determinado quién la secuestró y la asesinó ni por qué motivos.
Tampoco consigna los casos de universitarios desaparecidos fuera de las instalaciones y que, hasta la fecha, se desconoce su paradero. Una de las desapariciones que ha documentado la organización Nos Hacen Falta es la de Jesús Israel Moreno Pérez. Estudiante de la licenciatura de Geografía en la Facultad de Filosofía y Letras, desapareció el 8 de julio de 2011 en Chacahua, Oaxaca.
Un caso más es el de Mónica Alejandrina Ramírez Alvarado, estudiante de la licenciatura en Psicología en la FES Iztacala. Fue desaparecida el 14 de diciembre de 2004. Desde entonces nada se sabe de ella.

Vallas, rejas y credenciales

Al inicio del nuevo ciclo escolar, los estudiantes se encontraron con más espacios restringidos y vallas. En efecto, también lugares de consumo y venta de drogas se encuentran enrejados. Ha sido la “respuesta” de las autoridades de la UNAM ante las críticas por los niveles de violencia en el campus.
Sin embargo, la venta y consumo de drogas permanece. Los narcomenudistas siguen ahí y basta con que sobres y billetes se intercambien por las rejas. Al parecer, tampoco ha impactado el abatimiento de líder del cártel de Tláhuac –Felipe de Jesús Pérez Luna, el Ojos– el pasado 20 de julio. Supuestamente él era el jefe de los vendedores que tienen como plaza Ciudad Universitaria.
“Están aislando a la gente de la Universidad, como en un proceso, una oleada, de tratar de restringir el ingreso a las áreas comunes”. Señala el doctor Valeriano Ramírez Medina. Agrega que “Ciudad Universitaria se va a convertir solamente en un área de tránsito y ya no de convivencia”.
Lo que le preocupa al sociólogo es que las vallas, credenciales y enrejados se utilicen con otros fines. “Parece ser que la intención es: primero aíslas, después vas a cobrar. Ése es otro peligro”.
 “Estoy en contra [de las rejas y las credenciales]”, dice el politólogo Carlos Lozano. “De repente te sientes en un reclusorio”. Se refiere a la sensación que le provoca pasar por los espacios recientemente enrejados.
Considera que la UNAM debe seguir siendo un espacio que “conserve la particularidad del diálogo, la libertad, la crítica”. Sin embargo, también reconoce que sí es necesario implantar medidas de seguridad, “tomando en cuenta las circunstancias actuales del país”.
Explica que las medidas no deben estar enfocadas sólo al tema de la venta de drogas. “Hay otro tema muy grave en la Universidad. Es el robo. La merma que se hace en equipo y recursos es impresionante. Ahí hay otra mafia que le está haciendo mucho daño a la UNAM”.
Por su parte, Valeriano Ramírez señala que la solución al problema de la seguridad pasa por un diálogo entre los tres sectores de la Universidad: estudiantes, académicos y trabajadores. Las medidas impuestas por las autoridades, sin el consenso de la comunidad, están condenadas al fracaso.
“Lo más sensato sería que los estudiantes comenzaran a ocupar esos espacios en actividades extracurriculares, actividades deportivas, musicales. Y que los profesores acompañemos este proceso, también participando, incluso organizando caminatas.”
Los académicos consultados coinciden en que la Universidad “es mucho más” que las notas sobre la inseguridad. Lamentan que la UNAM sea “noticia” por los problemas asociados a la violencia.

Carlos Lozano dice que la “resonancia” en los medios de los problemas de inseguridad “sí termina afectando a la Universidad. Cuando hoy se habla de la UNAM se refiere a estos hechos de violencia y no a toda la producción científica, tecnológica y docente que se desarrolla”.

Para Alfonso Bouzas, el lugar privilegiado que mantiene la Universidad en Iberoamérica no es gracias a las autoridades, “pues ni plan académico tienen”, sino a pesar de ellas.
Contralínea solicitó una entrevista en la Dirección General de Comunicación Social, que encabeza Néstor Martínez Cristo, sobre el problema de la inseguridad que atraviesa la Universidad. El reportero presentó su solicitud ante Guadalupe Díaz, directora de Información. Hasta el cierre de edición, y a pesar de la insistencia del medio, no se obtuvo respuesta.
El doctor Alfonso Bouzas considera que a las actuales autoridades universitarias “les ha faltado un programa con acciones concretas en donde integren a todos; no han sido capaces de generar una acción, un proyecto conjunto.  Pareciera que sólo vienen únicamente a usufructuar el cargo, los recursos. A la Universidad nos la han cambiado de forma dramática. Se conducen como virreyes, y creen que en su virreinato pueden hacer lo que les da la gana”.
Zósimo Camacho

El IFT, “El Fantasma” y las nuevas cadenas de TV


Periodistas y defensoras exigen disculpa pública por violencia contra Silvia Núñez


Diario incurrió en violencia contra periodista

La Red Nacional de Periodistas y la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos pidieron a la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, suspenda la publicidad al semanario Primera Plana hasta que su director, Francisco Javier Ruiz, se disculpe con la periodista Silvia Núñez Esquer, a quien ha insultado y calumniado.
 
En una carta dirigida a la gobernadora, periodistas y defensoras señalaron que el semanario Primera Plana ha insultado y calumniado a la periodista y corresponsal de Cimacnoticias, Silvia Núñez Esquer, poniendo en duda su trayectoria en defensora de los Derechos Humanos en la columna firmada por Martín Romo Alcaraz.
 
En la misiva las activistas señalaron de incongruente que ese medio descalifique a la autora de la columna Mujer Sonora, a quien califica de agitadora y al mismo tiempo reciba publicidad del Gobierno del estado y de dependencias como el Instituto Sonorense de las Mujeres.
 
Según esta denuncia pública, a Silvia Núñez se le acusa de ser responsable de las demandas que presentan las mujeres en el estado, y es que ha sido una de las periodistas que ha dado puntual seguimiento a la solicitud de Alerta de Violencia de Género en el municipio de Cajeme, acusación que hace creer que los señalamientos de las sonorenses son ocurrencia de una sola persona, lo que hace invisible el trabajo grupal del movimiento feminista, afirman en el comunicado.
 
Ante estos hechos, las redes pidieron a la gobernadora que suspenda la publicidad al medio hasta que el director ofrezca una disculpa y reconozca el trabajo de Núñez Esquer, tome cursos de capacitación sobre Derechos Humanos de las mujeres y elabore un Código de ética para su semanario.
 
El gobierno del Estado, afirmaron en su carta, no puede seguir subsidiando proyectos que tienen contemplado utilizar las viejas prácticas de intentar desprestigiar a las personas en general, y en particular a mujeres defensoras y periodistas, en una entidad donde se pregona “cero tolerancia” a la violencia de genero.
 
De acuerdo con el reciente informe “El Poder del Cacicazgo. Violencia contra Mujeres Periodistas 2014-02015”, elaborado por  Comunicación e Información de la Mujer AC (CIMAC) las campañas de desprestigio afectan la labor y credibilidad de las mujeres periodistas, hecho que repercute gravemente en su seguridad.
CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 

Conavim debe transparentar acciones del gobierno de Tlaxcala


Negaron AVG pero dan recomendaciones por violencia y trata

La Iniciativa Popular Contra la Trata de Mujeres y Ñiñas de Tlaxcala exigió a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) que informe cómo y a través de qué medios vigilará las acciones mandatadas al gobierno estatal, luego de que se negara la Alerta de Violencia de Género para la entidad.


 
En un comunicado, la organización demandó a Conavim, hacer público el mecanismo de seguimiento a las acciones que el gobierno estatal deberá cumplir así como el reporte que le dé el gobierno de las propuestas hechas por el Grupo de Trabajo ya que hasta el momento ninguna de las organizaciones impulsoras y solicitantes de la AVG conoce qué informó.
 
Cabe recordar que el pasado 4 de agosto la Conavim informó que “no existían elementos objetivos suficientes” para declarar la AVG por trata de mujeres y violencia sexual en la entidad, luego de que fuera solicitada en agosto de 2016 para 13 municipios, por lo que únicamente hizo una serie de recomendaciones a las autoridades del estado para seguir trabajando en la problemática, los cuales, dijo, evaluará en un periodo de seis meses.
 
El Centro Fray Julián Garcés, Derechos Humanos y Desarrollo Local AC y el Centro de Atención a la Familia Migrante Indígena (Cafami), entre otras organizaciones civiles que conforman la Iniciativa, señalaron que para tener mayor certeza y transparencia
del proceso, Conavim  debe dar a conocer de manera pública la evaluación de seguimiento que realizará.  
 
Entre las acciones que el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez deberá realizar están crear un protocolo para identificar a las víctimas y acciones en las rutas de movibilidad de trata de niñas y mujeres identificadas, mismas acciones que ya deben estar implementadas por ley, recordaron las organizaciones, pues desde 2011 está vigente en la entidad la Estrategia Estatal para Prevenir, Combatir y Sancionar la Trata de Personas.
 
Otros de los pendientes que estipula el dictamen final, es crear una Fiscalía Especializada para la Investigación de los Delitos en Materia de Trata de Personas, una base de datos sobre la violencia contra las mujeres en el territorio, hacer efectivos los protocolos de búsqueda de mujeres y niñas como el Protocolo Alba y rediseñar campañas dirigidas a la sociedad civil sobre la violencia de género.
 
RECONOCER TRATA DE PERSONAS   La Iniciativa hizo también un llamado al gobierno de Tlaxcala a reconocer la gravedad de los altos índices de trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual comercial que hay en la entidad y actuar en consecuencia, pues en al menos 35 de sus 60 municipios se han registrado grupos delictivos dedicados a este delito.   “Los sucesivos gobiernos municipales y estatales han sostenido la necedad de minimizar la problemática, de no reconocerla en su justa dimensión y de no actuar con acciones reales”, sostuvieron al tiempo que informaron que Tlaxcala tiene la mayor incidencia del delito de trata de mujeres y niñas en todo el país, 24 por cada 100 mil mujeres son víctimas.   Por otra parte, organizaciones entre las que se encuentra el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) anunciaron que buscarán presentar nuevamente la declaratoria de la AVG para Tlaxcala, porque consideran que el estado debe emprender acciones urgentes para atacar la situación de desaparición de trata de mujeres y niñas en la entidad.  


CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción Cimacnoticias | Ciudad de México.-