8/31/2016

Cinco tesis sobre la guerra en México



El 4 de diciembre de 2006, apenas cuatro días después de haber asumido la presidencia de México, Felipe Calderón pronunció un discurso bastante revelador de lo que sería su gestión. En un famoso hotel de la colonia Polanco en la Ciudad de México, acompañado del futuro rey de España Felipe de Borbón y de empresarios mexicanos y españoles, Calderón ­anunció que el gobierno mexicano estaba “trabajando fuertemente para ganar la guerra a la delincuencia”.
Desde entonces México se encuentra sumergido en una de las peores crisis de su historia: más de 180 mil personas asesinadas, más de 30 mil personas desaparecidas, más de 200 mil desplazados de guerra, según cifras de las organizaciones sociales, son algunos de los terribles efectos de la guerra iniciada por Calderón y que hoy continúa Enrique Peña Nieto.
A pesar de los graves impactos, desde el pensamiento crítico y militante son pocos los trabajos que se han producido para explicar la guerra en México. La mayor parte son panfletos que animan a luchar contra el Estado y la clase política, sin profundizar el análisis de lo que enfrentamos. En otras ocasiones, las tesis unicausales, las lecturas lineales o las explicaciones generales, impiden comprender el problema y su particularidad.
Es desde los distintos géneros del periodismo o los informes y análisis de las organizaciones sociales y comunidades en resistencia dónde con mayor profundidad se han aportado elementos para comprender la guerra. Al respecto vale destacar la 2ª. Declaración de la compartición Congreso Nacional Indígena – Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Sobre el despojo a nuestros pueblos2, valiosísimo trabajo que da cuenta de la relación Crimen organizado–Estado– Empresas extractivistas nacionales y extranjeras para facilitar e incrementar el proceso de despojo.
Con el objetivo de aportar al análisis, de debatir sobre las posibles causas de la guerra y de los actores que la protagonizan es que compartimos las siguientes líneas. Estas son las tesis principales de una investigación más extensa.
1ra. tesis. El discurso de la “guerra contra el narcotráfico” ha ocultado el problema del crimen organizado trasnacional y su función en la economía global.
En la bibliografía sobre el tema, diferentes autores sostienen que l a legitimidad que Calderón no ganó en las urnas, la buscó confrontado al narcotráfico. La figura del “padre protector” encargado de velar por la seguridad y bienestar de la “gran familia mexicana” buscaba hacer de Calderón una figura necesaria para enfrentar al “mal”. Desde el inicio de su mandato, el panista se refirió a la “delincuencia”, al “narcotráfico” y a las “drogas” como el adversario, el enemigo interno al que el Estado debía enfrentar con todos sus recursos para garantizar su función más básica: seguridad. Esta explicación nos plantea que en el fondo la “guerra contra el narcotráfico” buscó legitimar a Calderón en el poder. Desde esta estrategia la guerra se presentaba como necesaria, con su consecuente suspensión/violación de derechos y sus “daños colaterales”.
Otra explicación recurrente, casi siempre utilizada para acompañar o reforzar la anterior, es la que sostiene que Calderón y la clase que dirige el país, emprendieron la guerra con la intención de militarizar el territorio nacional para sofocar la insurrección popular y el descontento social que predominaba en aquellos años. Recordemos que en 2006 distintos actores sociales encausaban el malestar de la sociedad: la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, en Atenco el Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra; el movimiento obrero en la Siderúrgica Lázaro Cárdenas en Michoacán y en todo el país La otra campaña del zapatismo y los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona por un lado, y el lopezobradorismo y sus alianzas luchando primero contra el desafuero y luego contra el fraude electoral, por el otro.
Las tesis no son descartables, y en general coincidimos con ellas; sin embargo, lo que nos interesa resaltar es la predominancia que tomó el actor “narcotráfico” en los análisis académicos y de coyuntura. Ni Calderón ni sus asesores mediáticos inventaron al narcotráfico, ya fuera para legitimarse o para sofocar la insurrección popular. El narcotráfico era y es un problema real, una actividad económica que fue ganando presencia en el territorio nacional hasta convertirse en una de las principales fuentes de ingreso. Pero, tanto el narcotráfico como la delincuencia organizada son tan sólo dos actividades de un problema más general y de alcance global: el crimen organizado trasnacional.
Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el crimen organizado transnacional “incluye virtualmente a todas las actividades criminales serias con fines de lucro y que tienen implicaciones internacionales”3. Sus actividades están relacionadas con al menos 23 delitos. En 2009 el crimen organizado transnacional generó ganancias por 870 miles de millones de dólares en todo el mundo, equivalente al 1.5% del PIB mundial de ese año. Entre los negocios más redituables estuvieron la venta de cocaína y heroína, la trata de personas y el tráfico ilícito de armas y de recursos naturales4.
El crimen organizado transnacional es un negocio que involucra a banqueros, políticos, fabricantes de armas –entre otros– y a grupos criminales. Sin embargo, en el caso mexicano se ve al narcotráfico como una actividad aislada, desligada de otras actividades y de su función en la economía regional y global.
Así, el discurso del combate al narcotráfico dotó de agenda de investigación y encausó la opinión pública: el crecimiento de los “carteles de la droga” ante la pérdida de hegemonía en la “transición democrática” o la configuración de un “Narcoestado” en el país son algunas de las lecturas que emanan de ésta visión fragmentada del problema. Por eso, en nuestra primera tesis sostenemos que, más allá de las causas que animaron la guerra, el discurso que la acompaña -combatir al narcotráfico- ha servido como elemento distractor del problema estructural, de un problema de la economía global y del papel que México juega en ella: el crimen organizado trasnacional.
2da. tesis. El crimen organizado trasnacional es una expresión del capitalismo global, una forma de capitalismo criminal.
El crimen organizado trasnacional es un negocio que articula diferentes actividades de lucro e involucra a diferentes actores legales e ilegales de múltiples países. El dinero que este negocio genera, circula por todo el mundo y es parte de la dinámica económica global.
De manera muy general, hay tres grandes lecturas sobre el crimen organizado trasnacional:
  1. La que lo observa como un problema de seguridad y como una anomalía del mercado. Generalmente, esta lectura emana de un análisis económico neoclásico que observa como imposible que el mercado autolimite al crimen organizado transnacional. Por tanto, se prefiere establecer que el crimen organizado transnacional es una falla del mercado y que el Estado debe intervenir con sus fuerzas de seguridad, antes de admitir que es un resultado esperado en la lógica del mercado, es decir, una expresión del capitalismo.
  2. La que concentra su análisis en problemas como la corrupción y aspectos de la “cultura política”. Quienes sostienen esta visión, se olvidan de vincular su objeto de análisis con fenómenos estructurales y de plantear el problema en perspectiva histórica, por lo que no identifican que la “corrupción” es funcional al capitalismo.
  3. La corriente crítica, erigida principalmente sobre conceptos y teorías marxistas clásicas y contemporáneas. Esta corriente se compone de dos líneas de analíticas: A) Los trabajos de autores que sostienen que el crimen organizado es resultado de estrategias neoimperialistas y recolonizadoras. El crimen organizado es visto como una empresa o corporación capitalista, mediante la cual se asegura la acumulación por desposesión con la que las metrópolis garantizan el abastecimiento de recursos naturales y materias primas. El problema es visto fundamentalmente desde una dimensión sistémica y geopolítica, y B) Los que destacan al crimen organizado y al terrorismo como instrumentos para generar control a través del miedo, reproducir el sistema a través de la biopolítica y asegurar la reproducción del capital.
Por nuestra parte, recuperando algunos elementos de las diferentes líneas explicativas, coincidimos en que el crimen organizado transnacional refuerza la economía global y a la élite político-económica mundial. Lo anterior, al facilitar los procesos de circulación, despojo y acumulación, pero también al generar nuevos instrumentos de control, dominación y la eliminación de poblaciones que son consideradas como “desechables”.
El crimen organizado no es una “anomalía” sino un producto del sistema capitalista: le es completamente funcional, de hecho es quizá su expresión más acabada. Magdalena Galindo llega a esta misma conclusión:
“La industria criminal no es un asunto marginal, surgido en las orillas oscuras de las sociedades capitalistas, sino que responde, en todos sus aspectos, a la lógica del capitalismo general y en particular en su etapa de globalización. Es, además, en todas sus ramas, un espacio privilegiado para las ganancias extraordinarias”5.
Es a este protagonismo de la economía criminal o capital en las sombras de la economía global y a la utilización de lo legal para la reproducción del capital ilegal lo que aquí denominamos capitalismo criminal.
Permítasenos dos aclaraciones. Primero. El capitalismo siempre ha sido criminal. Un sistema basado en el despojo, la explotación, la dominación y sostenido sobre el asesinato de pueblos enteros para generar la acumulación originaria es fundamentalmente criminal. Utilizamos esta expresión para señalar cómo el crimen organizado se ha convertido en uno de los actores principales del capitalismo global. Segundo. No sostenemos que el capitalismo criminal sea una nueva etapa del capitalismo, sino una expresión de éste, que junto al capitalismo financiero, al capitalismo cognitivo y al capitalismo extractivista, son hoy pilares de la explotación y la dominación global.
Por lo anterior, en nuestra segunda tesis planteamos que el crimen organizado trasnacional es la expresión de una forma de capitalismo criminal, el cual tiene por objeto dinamizar la economía, facilitar los procesos de despojo y acumulación, eliminar las resistencias y la mano de obra desechable, al mismo tiempo que mediante el miedo y el terror, busca controlar a diferentes sectores de la sociedad.
3ra. tesis. La unidad básica de operación del capitalismo criminal es la corporación criminal.
En el pasado fueron las mafias. Su forma de organización era bastante “artesanal”, semejante a los pequeños burgos que potenciaron el desarrollo del capitalismo. Eran grupos organizados de forma gremial, compuestos principalmente por familias y redes de familias que compartían una misma identidad –étnica, nacional o religiosa–, con territorialidades limitadas y con nula división del trabajo. Con los procesos de industrialización e internacionalización del capital las mafias fueron encontrando nuevos nichos de trabajo. Al Capone es quizá la figura más representativa de ésta fase.
Conforme las mafias fueron creciendo económica y territorialmente, se vieron en la necesidad de establecer alianzas con otras mafias, con el objetivo de enfrentar a otros grupos criminales, de incrementar su zona de influencia o de acceder a otras redes que les proporcionaban impunidad y seguridad. Así surgió por ejemplo The National Crime Syndicate en los Estados Unidos de América, una especie de “confederación” que articulaba a diferentes mafias en todo el país.
Las articulaciones nacionales e internacionales de mafias fueron evolucionando, siempre de acuerdo a las exigencias del mercado, hasta convertirse en corporaciones criminales. Estas corporaciones se vieron beneficiadas del proceso de globalización y lograron tejer una compleja red de alcance global capaz de penetrar a diferentes estados nacionales, sin importar las orientaciones político-ideológicas de sus gobiernos. Algunos de sus principales enclaves son México, Colombia, Estados Unidos, Italia, España, Rusia, China y Tailandia.
Como las corporaciones más sofisticadas, las corporaciones criminales se organizan en red, lo que les garantiza fluidez y flexibilidad. Si bien dentro de cada nodo la organización suele ser extremadamente jerárquica, la comunicación entre distintos nodos suele ser más horizontal, respondiendo siempre a los intereses de la red, lo que no exime que sigan reproduciendo su carácter monopólico. Por eso de nada sirve cuando se detiene “al capo de la droga”, o cuando se juzga al “político coludido con el crimen organizado”, mucho menos cuando se multa al “banquero que blanqueó dinero”: la red seguirá intacta porque atacarla de raíz implicaría ir contra el propio sistema.
El capitalismo criminal y las corporaciones criminales también han posibilitado el florecimiento de una élite criminal que interactúa con el resto de las burguesías nacionales y trasnacionales. Bien podría denominarse burguesía criminal. Al respecto, Jairo Estrada y Sergio Moreno nos dicen:
No estamos, pues, frente a un simple “agente parasitario” extraño al bloque de poder, sino frente a una fracción de la clase dominante y, lo que es más importante, estamos frente a una parte del engranaje de un bloque transclasista en cuyo interior la función hegemónica es desarrollada por los estratos más ricos y poderosos, sean estos legales o ilegales (o una combinación de los dos) que fácilmente podrían ser denominados como una auténtica “burguesía mafiosa”6
Como toda burguesía, la burguesía criminal busca acrecentar su poder, conservar sus privilegios y garantizar su impunidad mediante el aparato de Estado. De hecho, también le interesa tener el control de cierta infraestructura para continuar llevando a cabo actividades criminales. Es así se va configurando un Estado criminal.
4ta. tesis. En México se ha configurado un Estado criminal y autoritario.
Las corporaciones criminales operan en distintos países y no han generado los mismos efectos que en México. Sostenemos que la diferencia fundamental recae en cierta particularidad del Estado mexicano actual.
La discusión sobre qué tipo de Estado y régimen político enfrentamos en México es la que quizá más reflexiones ha generado. Entre las diversas tipificaciones que se han propuesto están la de Estado Fallido, Narcoestado, Estado de Excepción, Dictadura cívico-militar, Democracia deformada, Regresión autoritaria, etc. Complementando y debatiendo con estas caracterizaciones, aquí proponemos que el Estado mexicano tiene dos rasgos principales: es criminal y es autoritario. Analicemos el primer rasgo.
¿Cuál es la particularidad criminal del Estado mexicano? Una posible respuesta apunta a los altos grados de corrupción y de impunidad. Sin embargo, en otros países donde opera la relación corporación criminal/corrupción/impunidad no se producen los mismos efectos que en México. Aunque la corrupción y la impunidad son elementos que forman parte de la explicación del fenómeno, no son determinantes.
Otra línea explicativa señala que la guerra responde a la disputa por el territorio y el control de recursos naturales e infraestructura. Esta mirada geopolítica enfatiza el carácter estratégico del territorio nacional. Además, aquí queremos insistir en una característica sobre la que poco se ha hablado en relación con la guerra y que tiene que ver con la relación Poder formal – Poder real.
A lo largo de su historia, el Estado mexicano se apoyó en estructuras coloniales a las que otorgó cierta autonomía. Caciques, hacendados y finqueros son figuras de este tipo. Poderes facticos que acrecentaron su poder político y económico no al margen del Estado, sino a expensas de él. Esta relación cordial entre el poder real y el poder formal fue terreno fértil para que las mafias de la droga primero, y las corporaciones criminales después, acrecentaran su poder desde dentro del propio Estado.
Al respecto, Gustavo Esteva ha señalado que “experimentamos [un] lodo social y político. Del mismo modo que en el lodo no es posible distinguir el agua de la tierra, en México ya es imposible distinguir claramente entre el mundo de las instituciones y el del crimen. Son la misma cosa; encarnan conjuntamente el mal que padecemos”7.
Ahora bien, en los últimos años hemos visto un fenómeno novedoso: las corporaciones criminales, como nuevos miembros de las burguesías nacionales y transnacionales entran también a la disputa por la materialización del Estado; es decir, por las instituciones y los gobiernos. Ya no sólo financian campañas o utilizan a sus aliados en la política para acrecentar su negocio, ellos mismos se vuelven parte de dichas instituciones y utilizan esas infraestructuras para sus intereses. Así, en el Estado criminal se borran todas las fronteras entre lo legal y lo ilegal, entre lo institucional y lo criminal; peor aún, lo ilegal ocupa lo legal para seguir reproduciéndose.
En lo se refiere al carácter autoritario, pensamos no en la forma tradicional del autoritarismo, sino en una forma nueva, una especie de Autoritarismo del siglo XXI. Este autoritarismo tiene toda la apariencia de ser compatible con un sistema democrático -en el sentido de que no muestra en su discurso tintes totalitarios o fascistas, sino que aparenta que no hay contradicción entre autoritarismo y prácticas democráticas- y aprovecha las nuevas tecnologías para generar control. Desde luego descansa en el poder militar, pero para ocultar su matriz, militariza policías y leyes, al mismo tiempo que hace un uso faccioso de éstas. La militarización de la sociedad y de la vida pública son sus principales características. Igualmente, por medio de la generación del terror, se busca anular toda capacidad de respuesta social, al tiempo que genera política y discursos que alimentan la desmovilización, la despolitización, la reclusión en la vida privada, la desilusión y el desencanto. El sujeto ideal del Estado criminal y autoritario es aquel que se muestra triste, apático y obediente: cuerpo también ha sido colonizado.
Así, el Estado criminal y autoritario mexicano utiliza una política criminalizadora, mediante la cual busca silenciar el descontento social y neutralizar las múltiples formas de resistencia que surgen en contraposición a las clases dominantes. Se vuelven cotidianos los crímenes de Estado, el encarcelamiento por motivos políticos, la desaparición o asesinato de líderes sociales, periodistas y defensores de derechos humanos, así como la censura y la vigilancia.
En México el Estado criminal y autoritario se ha convertido en un aparato de guerra al servicio de las clases dominantes y en contra el pueblo.
5ta. tesis. El capitalismo criminal se reproduce en la vida cotidiana de las personas y ha generado una sociedad criminal
El capitalismo criminal ha generado una importante base social en diferentes puntos del territorio nacional. Esto tiene una doble explicación: en algunas zonas en dónde nunca llegaron las instituciones del Estado, la mafia de la droga se encargó de llenar el vacío. Son cientos los pequeños poblados en el norte del país en los que la mafia se encargó de construir el hospital o la iglesia, o bien construyó carreteras para trasladar su mercancía, la cual también sirvió para el desarrollo de la población y la comunicación con el exterior. Al mismo tiempo que generó infraestructura, la mafia estableció toda una serie de estructuras de poder, instituciones informales, prácticas, parámetros del éxito y pautas culturales. El líder de la mafia local, mediante una forma de dominación carismática, adquirió fuerte influencia dentro de la sociedad: era el que propiciaba el desarrollo del pueblo, el que garantizaba empleo para sus habitantes y al que todos querían como compadre. Una representación a escala de la figura presidencial.
Por otra parte, con la desestructuración y “adelgazamiento” del Estado mexicano producto del neoliberalismo, las corporaciones criminales comenzaron a llenar el vacío de las políticas de justicia social y de trabajo. Fueron ellos los que emplearon a miles de campesinos que se quedaron sin tierra y sin apoyos como producto de la descampenización de la economía nacional. Fueron también ellos los que dieron trabajos a miles de migrantes nacionales y extranjeros que no alcanzaron a cruzar la frontera.
Más recientemente, las corporaciones criminales se han vuelto el principal instrumento de movilidad social en algunas regiones del país. Muchos jóvenes prefieren vivir poco tiempo y ganar bien. Dedicarse al crimen organizado se ha convertido en una forma de obtener ingreso, distinción social, virilidad, poder y acceso.
Pero, para que una corporación criminal funcione requiere de contadores, abogados, médicos, comunicadores, banqueros, cajeros, políticos, transportistas, policías, militares, paramilitares, diplomáticos y un sinfín de perfiles. Estas personas saben bien que incurren en un crimen, pero que ya sea por ambición o por única opción, se vuelven empleados de la corporación criminal.
Sí a esto sumamos la degradación del tejido social, la destrucción de la comunidad en pro del capital y del individuo, la convivencia cotidiana con el terror, con fosas clandestinas, con cuerpos desmembrados y decapitados y la normalización de la violencia, entenderemos que la frontera de lo permisible se rompe diariamente.
La sociedad criminal es la evolución lógica de una sociedad a la que se le inculcó que “el que no tranza no avanza”, o que “nadie aguanta un cañonazo de 50 mil pesos”.
A manera de conclusión podemos decir que parar la guerra en México es uno de los mayores retos teóricos y políticos que enfrentamos. Las visiones fragmentadas y las respuestas únicas no sirven. Entender que la guerra en México es una forma de cómo se despliega el capital, nos llevara a pensar en mejores estrategias para enfrentarla. El reto es grande y urgente. Las respuestas están fuera del capitalismo. Empecemos a imaginar y construir ese otro mundo.
Notas:
2 Congreso Nacional Indígena y Ejército Zapatista de Liberación Nacional. 2ª. Declaración de la compartición CNI - EZLN. Sobre el despojo a nuestros pueblos. En: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/
3 Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. “Crimen organizado transnacional” . http://www.unodc.org/ropan/es/organized-crime.html
4 Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. “Delincuencia organizada transnacional - La economía ilegal mundializada ”. http://www.unodc.org/documents/toc/factsheets/TOC12_fs_general_ES_HIRES.pdf
5 Galindo, Magdalena. “El Capitalismo Criminal, Fase Superior del Imperialismo”. En Revista Mundo Siglo XXI, no. 2 (otoño de 2005), p. 49. México: Instituto Politécnico Nacional – Centro de Investigaciones Económicas, Administrativas y Sociales.
6 J. Estrada Álvarez y S. Moreno Rubio, “Configuraciones (criminales) del capitalismo actual. Tendencias de análisis y elementos de interpretación”. En J. Estrada (Edit.). Capitalismo criminal. Ensayos críticos, Colombia: Universidad Nacional de Colombia, 2008, p. 33.
7 Esteva, Gustavo. “Capacidad de respuesta”. En La Jornada, 13 de octubre de 2014.
Raúl Romero. Técnico Académico en el Instituto de Investigaciones Sociales y Profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-UNAM.
Publicado en Revista Memoria no. 259, año 2016-3. http://revistamemoria.mx/?p=1188

Indicios de un Estado autoritario en México



Primero: Mayo 11 de 2012. Estudiantes de la Escuela Iberoamericana, con máscaras de Salinas de Gortari protestan en el Campus de Santa Fe con motivo de la visita del candidato del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto. Descontento que se irriga por el país y llega a conformarse el movimiento estudiantil conocido como #YoSoy132.

Segundo: Diciembre 1 de 2012. 11:00 hrs. Miles de jóvenes y no tan jóvenes se manifiestan en los alrededores del Centro Histórico y de la Cámara de Diputados de San Lázaro con motivo del repudio hacia quien se investía en esos momentos (Peña Nieto). 13 hrs. Los manifestantes son brutalmente reprimidos mediante el despliegue de un operativo policiaco que dejaría como saldo 32 casos de detenciones arbitrarias, decenas de heridos –uno de gravedad, que posteriormente fallecería a causa de la fractura craneoencefálica, provocada por el disparo con balas de goma de un elemento de seguridad, violando todo protocolo de seguridad –y la primera herida del “nuevo” priismo; difícil aún de subsanar.

Tercero: Septiembre de 2013. Como ya se sabe, en este mes se promulgó la reforma a la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente, englobadas en lo que se ha dado a conocer como Reforma Educativa. Una contrarreforma autoritaria y que se ha intentado meter con calza en estados bastiones de resistencia popular (Oaxaca, Guerrero, Michoacán).

Cuarto: Junio 30 de 2014. Con un uso desproporcionado, irracional e irreal, elementos de la SEDENA abaten a 22 civiles en una bodega en la comunidad de San Pedro Limón, Tlatlaya, estado de México.

Quinto: La noche y mañana de septiembre 26 y 27 de 2014. A sólo unos días de haber comenzado el segundo año de ejercicio de funciones presidenciales y a cinco días de que Peña Nieto fue laureado con el Premio al Ciudadano Global, que el Atlantic Council de Nueva York otorga cada año a las seis personas que hayan “fortalecido la comunidad transatlántica y que hayan contribuido a la solución de problemas mundiales”, ocurrió uno de los sucesos más trágicos de la historia mexicana: la desaparición forzosa de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, esto en el estado de Guerrero. De un momento a otro habrían desaparecido o, mejor dicho, en una complicidad entre funcionarios públicos, militares, policías municipales y personas del “crimen organizado” privaron de su libertad a 43 personas y, debido a la múltiple colusión, limpiaron casi toda huella de su paradero; al menos hasta ahora no se sabe dónde están nuestros compañeros.

Sexto: Mayo 2015. Se cometen 22 ejecuciones extrajudiciales a manos de las fuerzas federales después de un supuesto "enfrentamiento" entre éstos y el Cartel de Jalisco Nueva Generación, en Tanhuato, Michoacán.

Séptimo: Diciembre 1 de 2015. El Senado de la República recibe la iniciativa de "Mando Único". Éste fomenta la incorporación de los policías municipales a las corporaciones estatales de seguridad. Si se hubiera aprobado tal cual se presentó, el poder federal estría capacitado para dictaminar la disolución de poderes en aquellos municipios donde la violencia sobrepase la capacidad de acción de las autoridades locales. Más que un instrumento eficaz en contra de la violencia, es la violencia y coerción misma; se le concede aún más poder al poder Ejecutivo y se da soltura a las fuerzas del orden para llevar acabo atrocidades. No logró aprobarse, pero...

Octavo: Febrero 19 de 2016. Se busca que Ministros de la Primera Sala de la SCJN den visto bueno a la implementación del Control Provisional preventivo que, en resumidas cuentas, facultaría a la autoridad para detener y retener a cualquier persona con el pretexto de "evitar la comisión de algún delito", es decir, te pueden detener por cualquier pretexto.

Noveno: Marzo 28 de 2016. Buscan diputados la reforma al artículo 29 cnstitucional, para otorgarle al Presidente la capacidad de solicitar al Congreso la suspensión de Garantías y estados de excepción ante una amplia gama de RIESGOS A LA PAZ PÚBLICA O UNA AMENAZA AL ESTADO, entiéndase lo que se entienda por esa ambigüedad.

Décimo: Abril 11 de 2016. Mientras que para el presupuesto de egresos de la Federación de 2016 se hace un histórico recorte de $132.3 mil millones al gasto público, para la partida de la seguridad nacional se le aumenta el presupuesto a $89 mil millones. Así la SEDENA, SEMAR, Estado Mayor Presidencial y el CISEN dispondrán de tan abundante cantidad para reprimir con “guante de oro”.

Decimoprimero: Abril 21 de 2016. Aprueban reforma que permite cateos militares en domicilios particulares y gubernamentales.

Decimosegundo: Junio de 2016. Se expide la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales para, con "todas las de la ley", continuar con el proyecto de extracción y explotación de recursos naturales, así como de prolongación y construcción de nuevos mecanismos de transmisión por todo el territorio nacional, especialmente en los estados sureños. Pero primero tendrán que acallar todas las voces que intenten frenar la devastación de su comunidad.

Decimotercero: Junio 19 de 2016. Desde los primeros destellos del alba, Policías Federales desalojaban a punta de balazos a padres de familia, miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y a estudiantes, quienes hacían un plantón en alguna de las vialidades de la comunidad de Asunción Nochixtlán, Oaxaca. Como saldo hubo ocho asesinatos, decenas de heridos y desaparecidos, de entre los cuales algunos eran miembros de la comunidad que no se encontraban protestando, pero fueron alcanzados por balas que salían de las armas de alto calibre que portaban los elementos de “seguridad”.

Decimocuarto y último: Según la Agenda Nacional de Riesgos, elaborada por el CISEN, hay bastantes movimientos sociales que "atentan" contra la Seguridad Nacional. De hecho, en su lista de importancia de aquellos actores que atentan contra la gobernabilidad debido a su alta “peligrosidad”, los movimientos sociales se encuentran en segundo lugar, sólo por debajo del crimen organizado.

El regreso del PRI a la Presidencia significó un repunte al autoritarismo, pero lejos de que decir que el viejo y rancio autoritarismo priísta "ha vuelto", éste se inserta en un nuevo contexto y se manifiesta en formas diferentes a las del corto siglo XX. Con el neoliberalismo a cuestas, con el cambio de perspectiva de la mirada de EUA hacia México, la cual nos ve ahora como terreno fértil y abundante de materias primas, como uno donde hay un enorme y hambriento ejército industrial de reserva y un territorio en vías de ser el más óptimo para las empresas transnacionales por las facilidades que da a la construcción de los mecanismos de transmisión adecuados para lubricar el traslado de las mercancías. Es en este panorama en cual el actual modo de proceder autoritario y súper violento intenta controlar población y territorio para aportar a la conformación del nuevo Mercado Mundial capitalista.

Ricardo Hernández Ruiz, militante de Colectivo Ratio y periodista independiente de la Gaceta "Praxis"

4to. Informe de Gobierno: más muertos, menos dinero y muchos escándalos


EPN "ya tiene la vista puesta en el fin de su periodo y en la elección del próximo candidato potencial", comentó el analista.
SOP AP SPANI SPANFILE_BARR(3)
Foto: AP

Cuando el presidente Enrique Peña Nieto envíe su informe ante el Congreso, reflexionará sobre un año en el que las tasas de homicidios se incrementaron, la economía se desaceleró y su partido resultó fuertemente castigado en las elecciones legislativas.
Su gobierno también ha resultado golpeado por una serie de escándalos, así como reportes de supuestas torturas y violaciones de los derechos humanos por parte de policías y militares. Y las protestas de los maestros disidentes contra la reforma educativa que él asegura es un gran logro luego de que han transcurrido casi dos terceras partes de su mandato.
“Ha sido un año muy duro para el gobierno”, comentó Shannon O’Neil, una analista de México y Latinoamérica para el Consejo de Relaciones Extranjeras, con sede en Estados Unidos”. “Y creo que ahora él ya tiene la vista puesta en el fin de su periodo y en la elección del próximo candidato potencial dentro (de su partido) y su propio estatus de presidente cuyo poder se va debilitando. Así que no es un discurso sencillo de dar”.
La oficina de Peña Nieto no respondió a las preguntas que le planteó The Associated Press por correo electrónico. Se espera que el jueves envíe su informe por escrito al Congreso y el viernes pronuncie su discurso en un encuentro ante jóvenes.
Su informe podría verse empañado por el sorpresivo anuncio realizado el martes en Twitter por el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, de que aceptó la invitación para reunirse en privado con Peña Nieto el miércoles. El empresario ha sido ampliamente criticado en México por su promesa de construir un muro en la frontera y por calificar a los migrantes de “violadores” que llevan drogas y delitos a Estados Unidos.
Una encuesta publicada el 11 de agosto en el periódico Reforma indica que la aprobación al gobierno de Peña Nieto se encuentra en 23%, la más baja para un mandatario mexicano desde que el diario comenzó a realizar sondeos hace 21 años. El 74% de las personas que respondieron se expresaron en desacuerdo con la manera en que maneja al país. La encuesta tiene un margen de error de 3 puntos porcentuales.
La inseguridad es una de las principales preocupaciones para muchos mexicanos. Las tasas de homicidios descendieron durante la primera parte del gobierno de Peña Nieto, que comenzó a finales de 2012 y termina en 2018. Pero en los primeros cinco meses de este año, los asesinatos están 16% por encima del mismo periodo de 2015.
“Empeora más… y las autoridades no hacen nada”, comentó Alejandro Sánchez, de 62 años, quien maneja un quiosco de revistas en el centro de la Ciudad de México.
Sánchez señala que vive en el suburbio industrial y residencial de Naucalpan, al noroeste de la capital, y que dos de sus amigos allí tuvieron que cerrar sus negocios debido a las amenazas de extorsión por parte de las organizaciones delictivas.
“Aparte de las extorsiones, robos, continuamente son robos, y más en las colonias (barrios)”, sentenció.
Muchos se quejan sobre el incremento en los precios y la falta de oportunidades laborales ante la desaceleración de la economía.
“En mi caso tengo la fortuna de tener un trabajo bien y todo eso, pero siento que para los otros chavos (jóvenes) necesitan más apoyo y cosas así”, dijo Ángel Díaz González, un diseñador gráfico que labora en una empresa de telemercadeo.
Los bajos precios del petróleo, un pilar de la economía mexicana, y otros factores externos en los que el gobierno tiene poco o nulo control tienen al país pasando apuros. Este mes, la Secretaría de Hacienda redujo nuevamente el panorama de crecimiento del producto interno bruto para 2016 a entre el 2% y el 2,6%.
El hecho de que el crudo tenga precio bajo también ha entorpecido la implementación de la muy promocionada apertura del sector energético a las compañías privadas, aunque algunos expertos señalan que probablemente las recompensas llegarán en el largo plazo.
Los analistas también le dan crédito a México por aplicar una política conservadora de cobertura que ha limitado su vulnerabilidad a la agitación del mercado petrolero y ha ayudado a que la economía siga creciendo en momentos en los que otros países latinoamericanos que dependen de las materias primas han resultado mucho más afectados.
Pero la mayoría de las noticias han sido malas para el gobierno.
Este mes, una investigación por parte de Aristegui Noticias acusó que grandes porciones de la tesis en derecho que Peña Nieto presentó hace 25 años fueron plagiadas de otras fuentes no citadas, algo que posteriormente fue corroborado por la Universidad Panamericana en la que estudió. La revelación ocurre luego de vergonzosos reportes en 2014 y 2015 que vinculan al presidente, su esposa y conocidos con acuerdos cuestionables de bienes raíces que involucran a contratistas del gobierno.
El Congreso aprobó el mes pasado una ley anticorrupción, aunque está por verse la manera en que será aplicada y existen distintas opiniones sobre si se aprobó debido al Partido Revolucionario Institucional, o pese a él. Peña Nieto es miembro del PRI.
“En muchas formas la corrupción ha dominado la política y la agenda pública durante gran parte del último año. En parte debido a los muchos escándalos, en parte debido al debate en el Congreso”, dijo Alejandro Hope, un analista que vive en la Ciudad de México. “De alguna manera se ha convertido en la narrativa dominante del gobierno actual, les guste o no… Ciertamente no es el legado al que aspiran, pero probablemente es lo que va a suceder”.
Azotado por el descontento popular, en junio el PRI ganó solo cinco de 12 gubernaturas en disputa durante las elecciones a la mitad del período presidencial, incluidos algunos estados en los que el partido nunca había perdido desde su fundación hace casi nueve décadas.
Además, este año un grupo independiente de expertos difundió un duro informe que desacredita la versión oficial de los investigadores del gobierno sobre lo sucedido a los 43 estudiantes secuestrados por la policía en el estado de Guerrero en 2014 y que se encuentran desaparecidos desde entonces.
Han surgido también varios videos que muestran a policías y soldados mientras torturan a sospechosos detenidos, lo que ha proyectado un incómodo reflector sobre el comportamiento de las fuerzas de seguridad responsables de la guerra contra el narcotráfico.
Y anteriormente este mes, la Comisión Nacional de Derechos Humanos determinó que 22 de los 42 supuestos miembros de un cártel que murieron durante el allanamiento a una hacienda el año pasado fueron “ejecutados arbitrariamente” por la policía, que posteriormente plantó armas en algunos de ellos para que pareciera que habían muerto en una balacera.
El comisionado Nacional de Seguridad rechazó las acusaciones del informe, pero el lunes el jefe de la Policía Federal fue reemplazado en lo que los analistas consideran es un reconocimiento tácito a la gran cantidad de controversias en torno al departamento a su cargo.
El gobierno resalta el arresto o muerte de unos 100 preciados integrantes del narcotráfico como éxitos en su ofensiva contra el crimen organizado. Pero incluso a la recaptura del jefe del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, en enero pasado se le restó algo de importancia por el hecho de que su fuga de prisión más reciente ocurrió durante el gobierno de Peña Nieto.
En el aspecto positivo, señaló O’Neil, México sigue gozando de elevados niveles de inversión extranjera, es considerado en general como un lugar estable para hacer negocios y ha encontrado un interés significativo en contratos para extraer petróleo en aguas profundas que serán subastados más adelante este año.
Hizo notar que Peña Nieto no estará mucho más tiempo solo en el escenario, pues la campaña presidencial de 2018 ya habrá tomado fuerza en esta época el próximo año.
“De muchas maneras, es probable que este sea el último discurso que Peña Nieto pronuncie como la cabeza indiscutible del PRI y del país”, comentó la analista. “Así que este es su momento para presentar lo que él vislumbra… y creo que el desafío que enfrenta es que la mayoría de la población mexicana simplemente no le creerá“. (AP)

¿De qué van a dialogar Peña y Trump?


El equipo de Trump adelanta los temas de interés en el encuentro con Peña Nieto

El equipo de campaña del candidato republicano a la Casa Blanca adelanta que ambos políticos discutirán sobre tres temas centrales para los dos países durante la sorpresiva reunión en México.
El equipo de campaña de Trump dice que el republicano está contento de que el presidente de México lo haya invitado.
Contento  El equipo de campaña de Trump dice que el republicano está contento de que el presidente de México lo haya invitado.  (Foto: Reuters )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -
El presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump tendrán una productiva conversación cuando se reúnan este miércoles de manera privada en la Ciudad de México para discutir temas y retos comunes de los dos países, afirmó la gerente de campaña del abanderado presidencial republicano, Kellyanne Conway.
Lee: Reunión sorpresa: Trump acepta la invitación de Peña
“Él quiere establecer una conversación con un país vecino y líder y también discutir los problemas y retos comunes que enfrentan nuestros países”, indicó Conway sobre el sorpresivo encuentro, anunciado por Trump el martes con un breve mensaje en su cuenta de Twitter.
Lee: Llueven críticas por el encuentro entre Trump y Peña Nieto
El encuentro servirá de una suerte de prólogo al discurso que Trump tiene previsto pronunciar más tarde este miércoles en Arizona, donde se espera que defina su política migratoria, en medio de confusas señales sobre un cambio de posicionamiento en el tema de las deportaciones.
Recomendamos: Donald Trump resucita su viejo pleito con Vicente Fox

Conway anticipó que el encuentro, facilitado a partir de la invitación hecha por el mandatario mexicano, permitirá que ambos líderes sostengan una productiva conversación sobre migración ilegal “pero también sobre política comercial y drogas”.
Contrario al virulento discurso que Trump ha utilizado contra los migrantes mexicanos, a quienes ha acusado de violadores y traficantes de drogas, Conway dijo que el Trump que acudirá este miércoles a ese histórico encuentro será uno “presidencial”.
Opinión: Política exterior, un empredrado de buenas intenciones
“Estamos contentos de que el presidente lo haya invitado. Siento que la Secretaria (Hillary Clinton) no vaya, no ha aceptado la invitación. Creo que ella podría seguir al líder, donde el líder vaya”, dijo haciendo referencia al viaje que Trump y su compañero de fórmula Mike Pence hicieron hace dos semanas a las zonas afectadas por las inundaciones en Louisiana.
Lee: La prensa a la expectativa de la visita de Trump a México
Sobre el discurso en Arizona, Conway evitó adelantar algunos de los aspectos que Trump abordará, aunque confirmó la suerte de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país y la construcción del muro en la frontera con México.
“Ustedes van a escuchar muchas cosas del señor Trump en su discurso sobre migración, una, que no habrá amnistía. Absolutamente él va a construir ese muro, la pieza central de su campaña desde el primer día de su campaña, y él también va a rechazar todas esas órdenes ejecutivas de amnistía que el presidente (Barack) Obama ha implementado”, afirmó.

Lo que no informará el Presidente


Estas son al menos 30 puntos (que se quedan cortos) de los que no informará EPN en su cuarto Informe de Gobierno y de los que la población no recibe respuesta.

lasillarota.com

1. De la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

2. Del incumplimiento de la recomendación 51/2014 de la CNDH respecto del caso Tlatlaya, Estado de México, en el que se acusa al ejército de     haber ejecutado cobardemente a 15 de las 22 personas encontradas muertas.

3. Del crimen de lesa humanidad cometido el 6 de enero de 2015 contra 16 personas en Apatzingán, cuando Alfredo Castillo, ahora cuasidirigente del deporte, era Comisionado para Michoacán, de acuerdo al informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

4. De la tortura y masacre de 43 jóvenes en Tanhuato, Michoacán ocurrida el 22 de mayo de 2015 en manos de la Policía Federal de acuerdo a la Recomendación 4VG/2016 de la CNDH.

5. De la responsabilidad del Estado Mexicano en la masacre de Nochixtlán, Oaxaca el 19 de junio de 2016 en el que fueron asesinados al menos 8 personas y decenas de heridos de bala.

6. Del incremento de homicidios dolosos en un 14.27%, de acuerdo al informe del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) en relación al año 2015.

7.De la ineficacia en el combate a los delitos y la falta de acceso a la justicia con más de 17 000 víctimas de homicidio doloso en 2015, 1 mil 300 de secuestro, 5 mil de extorsión, 150 mil robos con violencia. (ONC).

8.Del ataque a los periodistas y medios de comunicación; De acuerdo a la organización Artículo 19 se registraron 218 agresiones contra la prensa en el primer semestre de 2016 y que “Un periodista ha sido asesinado cada 26 días durante el sexenio de EPN”.

9. De los casos de desaparición forzada en México que han alcanzado niveles alarmantes, al menos 26 mil 798 personas no localizadas de acuerdo al informe de la CIDH, Doc.44/15 publicado en 2015, con fenómenos similares a países como Siria y Pakistán que sufren una guerra civil y violencia política.

10. Del aumento de fosas clandestinas a 2016 en el país, con más 662 cuerpos hallados en 201 fosas clandestinas.

11. De la debilidad y corrupción del sistema penitenciario con la fuga de al menos 75 reos hasta 2015, entre ellos “el Chapo” Guzmán Loera.

12. Del conflicto de intereses entre la Primera Dama Angélica Rivera, funcionarios del gabinete e incluso del Presidente, quienes bajo condiciones preferenciales han recibido inmuebles y diversas canonjías por contratistas favorecidos con obra pública.

13. De la falta de credibilidad en la Cruzada Nacional contra el Hambre al no existir pruebas de su contribución a la erradicación del hambre en 7 millones de personas.

14. Del fracaso de la reforma energética que pese a las promesas del ejecutivo de que los precios se reducirían, la gasolina y la electricidad aumentan incesantemente.

15. Del aumento de los empleos, pero precarios; de enero a marzo de 2016 -cifras más recientes del INEGI- el porcentaje de desempleo disminuyó 0.1 puntos porcentuales con respecto al último tercio de 2015, mientras que el trabajo precario aumento 1.1 puntos porcentuales en el mismo lapso.

16. De la baja de la producción industrial a 0.4 por ciento en enero, tras registrar un declive de 0.3 por ciento en el mes precedente, según cifras ajustadas por estacionalidad del INEGI.

17. Del incumplimiento del Grupo México en la Mina Buenavista del Cobre en Sonora, de acatar normas básicas de seguridad exigidas por la ley y derramar 40 mil litros cúbicos de sulfato de cobre acidulado en los ríos Bacanuchi y Sonora.

18. Del precario apoyo al campo en apenas 0.7 por ciento del PIB y que gran parte de estos recursos han sido canalizados a la comercialización, dejando a un lado a los pequeños productores. OCDE.

19. De la creciente pobreza en México al figurar entre los cinco países en esa condición en Latinoamérica y con 42.1% de sus habitantes sometidos a esa realidad (CEPAL).

20. Del incremento de la deuda en el sector público en lo que va del actual sexenio a un ritmo de mil 675 millones de pesos diarios, según informes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. (SHCP).

21. De una supuesta Reforma Educativa que ha priorizado agresiones a los maestros y renuncia a sus derechos laborales, incrementado además cargas económicas a los padres de familia en las escuelas llamadas de “educación gratuita”.

22. De la omisión de rescatar los restos de los 63 mineros de Pasta de Conchos.

23. De archivar todo intento de estallamiento de huelgas por medio de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para imponer una “paz laboral” de miseria.

24. De mantener, a pesar del incremento desmedido de precios, un raquítico salario mínimo general de 73.04 diarios.

25. De mantener el control salarial en las escasas negociaciones de contratos colectivos de trabajo.

26. De seguir solapando los “contratos colectivos de protección” y violencia sindical que permiten imponer bajos salarios y pésimas condiciones de trabajo, a pesar de reclamos de organismos nacionales e internacionales.

27. De consentir la dilación y corrupción en los juicios vinculados a movimientos sociales, laborales, agrarios y penales al consentir bajos presupuestos en esas instancias de justicia.

28. De fomentar el incremento de empresas outsourcing para mantener bajos salarios, para defraudar a trabajadores y al fisco.

29. De seguir minimizando la investigación científica para conveniencia de empresas transnacionales.

30. De impulsar el debilitamiento del sistema de seguridad social en perjuicio de millones de mexicanos y beneficio de intereses privados.

8 de cada 10 mexicanos creen que el país está estancado (4to Informe)


La encuesta del GCE revela que los habitantes de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Tlaxcala tienen una mayor percepción de estancamiento y rezago


CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- El 81.1 por ciento de los mexicanos considera que el país se encuentra estancado (55.2 por ciento) o en retroceso (25.9 por ciento) y sólo el 16.7 por ciento percibe que está avanzando, reveló la Encuesta Nacional 2016 de la consultoría Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).
Liébano Sáenz y Federico Berrueto, presidente y director general de GCE, presentaron los resultados de un capítulo de la encuesta relacionado con el humor social, métrica que, además de evaluar la percepción del rumbo del país y los estados, también midió la satisfacción de la gente con respecto a su situación económica, las oportunidades que se le presentan, las acciones de gobierno, la seguridad y su calidad de vida. 
La encuesta revela que los habitantes de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Tlaxcala tienen una mayor percepción de estancamiento y rezago a nivel nacional. En tanto, Coahuila, San Luis Potosí, Durango, Chihuahua y Nayarit tuvieron la mejor percepción respecto al avance como país.
Los encuestados también consideraron que el principal problema que tiene México en este momento es la inseguridad-delincuencia (31 por ciento); le sigue la corrupción-impunidad (16.4 por ciento); en tercero el mal gobierno-ingobernabilidad (14.5 por ciento); cuarto la economía-pobreza (11.9 por ciento); y quinto el desempleo-bajos salarios (8.6 por ciento). 



En cuanto a la satisfacción económica, el resultado fue reprobatorio, ya que la gente no está satisfecha con su actual situación financiera, ni tampoco con las oportunidades que se le presentan para mejorarla más adelante.
A nivel estatal el 36.3 por ciento de las personas percibe que está estancado su estado y su actual gobernador y el 30.2 por ciento dijo que están rezagados. Sin embargo, a nivel local es mayor la percepción de avance frente al panorama nacional (30.4 por ciento).
En materia de cumplimiento de deberes, los 32 mandatarios de las entidades del país, tuvieron una calificación promedio de 6.3 en escala de 5 a 10.
La mejor calificación correspondió a los gobernadores de Campeche, Yucatán y Sonora con 7.2 de promedio y la más baja fue de 5.5 que correspondió al gobernador de Veracruz.
GCE también presentó una nueva forma de brindar información, con el propósito de agilizar las búsquedas y hacer más accesible el entendimiento de los resultados.
A partir de la Encuesta Nacional 2016, GCE dará a conocer sus estudios a través de un sistema de explorador de datos, conocido como X-Data, que permite hacer cruces de diversos resultados en tiempo real y de acuerdo a las necesidades de búsqueda del receptor. 




Crecimiento económico tiene 35 años 'atrapado': estudio (4to Informe)


El crecimiento en el sexenio de Enrique Peña Nieto está marcado por la inercia de un modelo económico que no genera los resultados deseados, indica el estudio


CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- De cara al Cuarto Informe de Gobierno, el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) dio a conocer un estudio que demuestra que el crecimiento económico de México se encuentra “atrapado” desde hace 35 años.
Este análisis explica que si bien el crecimiento promedio de los primeros cuatro años del gobierno (2.0 por ciento) es superior al de las dos administraciones pasadas, también es evidente que está marcado por la inercia de un modelo económico que no genera los resultados deseados.
En este análisis también se asegura que el incremento acumulado del gasto de gobierno y la deuda (3.4 billones de pesos adicionales entre diciembre de 2012 y junio del 2016) no tuvieron ningún impacto productivo en crecimiento económico del país.
Incluso, este complicado panorama indica que si bien el gobierno ha logrado incrementar su recaudación tributaria, ello no incide en un mayor crecimiento económico del país, pues su impacto positivo es nulo.
En entrevista con La Silla Rota, el director General del IDIC, José Luis de la Cruz, explicó que si bien en el corto plazo México crece 2.5 por ciento y lo que va la administración 2 por ciento, es evidente que evidente el modelo económico que ha puesto el marcha el gobierno federal tiene límites y no ofrece los resultados que se esperan.
En ese sentido, explicó que parte de este ritmo lento de crecimiento obedece a la ausencia de una política industrial eficaz en el país y recordó que el 75 por ciento de los insumo intermedios de las empresas manufactureras son importados, es decir, que una mínima parte es nacional.
“Tenemos un comercio exterior muy grande, abundante, pero que tiene poco vínculos productivos con las empresas en México. Y esto evidentemente es una restricción que tiene el modelo económico mexicano, el cual inhibe crecer más”, dijo
El IDIC, instituto que se enfoca en el estudio y la difusión de los temas de interés para la industria en México, aseguró que el sector industrial es uno de los más afectados, pues la recesión que vive la minería, la desaceleración de las manufacturas y el lento crecimiento de la construcción explica parte del débil crecimiento económico de México.
Esta situación ha fomentado la creación de ocupación y de empleo de bajos ingresos, pues primera vez en la última década, ocho millones de mexicanos se encuentran en dicha situación, 1.8 millones más que en 2005.
Es decir, el contexto descrito resume el escenario que enfrenta México en la actual coyuntura económica y que condicionará su desempeño para el 2017, en primera instancia porque el presupuesto que se presentará en unos días estará marcado por una mayor restricción, particularmente en la inversión física.
Esta situación ha influido en una nueva reducción en la prospectiva de crecimiento del propio gobierno federal: ahora espera entre 2.0 y 2.6 por ciento, aunque el IDIC mantiene un escenario de entre 1.5 y 2.3 por ciento.

Recomendaciones
José Luis de la Cruz recomendó impulsar programas de desarrollo económico donde el Estado promueva la creación de un sistema privado más productivo, lo que significaría avanzar hacia una política industrial, que generará valor agregado y empleos.
“Lo que se necesita es industrializar el país, a través de la innovación y los procesos tecnológicos”, expuso.
También consideró indispensables tener un gasto de gobierno eficaz y que genere resultados en temas de salud, educación, seguridad pública y de infraestructura moderna.
En ese sentido, explicó que México tiene ir hacía el camino de promover la creación de empresas que generen valor agregado, sobre todo en el rango pequeñas y mediana empresas.

Calificación a la baja
El estudio del IDIC sostiene poco o nulo crecimiento, junto con el incremento en las tasas de interés y de la deuda, han propiciado la advertencia de los grupos financieros (Standard and Poor´s y Moody´s) sobre una potencial reducción de su calificación a la deuda del gobierno y de la propia banca privada.
“Esto último representa una evaluación implícita sobre los efectos de la reforma hacendaria y la financiera: no han generado el impacto positivo suficiente para que la evaluación de las calificadoras sea positiva”, detalla el análisis.

"El plagio no es un error de estilo"


Entrevista a Víctor López Villafañe, uno de los autores plagiados por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, para titularse como licenciado

La Jornada Zacatecas


En un país en el que prevalece la corrupción y la impunidad, es poco probable que haya alguna consecuencia para Enrique Peña Nieto al evidenciarse que plagió 10 autores en la elaboración de su tesis de licenciatura, afirmó Víctor López Villafañez, investigador cuyo libro "La Formación del Sistema Político Mexicano", fue uno de los plagiados por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.
Desde su punto de vista, el plagio no se justifica en ningún caso y mucho menos si involucra a funcionarios de alto rango, pero "desgraciadamente en México nos hemos acostumbrado a dejar pasar cosas muy graves de todo tipo y no pasa nada, hay una enorme impunidad".
Refirió que la Secretaría de Educación Pública (SEP) cuenta con un reglamento que prohíbe y castiga el plagio y México está suscrito a muchos tratados en los que se protege la propiedad intelectual, por lo que el hecho que el presidente haya obtenido su licenciatura gracias a una tesis cuya tercera parte fue plagiada, "es muy grave".
En ese sentido, descartó iniciar algún procedimiento legal en contra del presidente, pues "la institución más agraviada es la Universidad Panamericana, porque presentó un trabajo que aparentaba ser original, cuando en realidad fue un trabajo que mostraba enormes plagios. Entonces creo que la universidad, desde el punto de vista legal, es la que tiene la mayor responsabilidad".
Para López Villafañez, quién es profesor en la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), "sería prudente que el presidente asumiera su responsabilidad, aunque no se la puede pasar pidiendo perdón o disculpas con cada escándalo que se le acumula".
Comentó que en México ha habido casos de plagio similares y se han retirado los títulos, por lo que la Universidad Panamericana es la que debe proceder legalmente al ser engañada para obtener un grado, pero "en países como este no se ejerce la ley o el Derecho".
"El delito que no se castiga, se repite, y eso es lo que ha pasado en el país: desaparecidos, masacres, crímenes, romos al erario, y nadie es castigado. Hay mucha facilidad para ser corrupto y para hacer ese tipo de cosas en México".
Afirmó que "el plagio no es un error de estilo (como lo justificó la presidencia)" y en su caso, Peña Nieto reprodujo un fragmento del libro "La Formación del Sistema Político Mexicano" en el que aborda el tema del Presidencialismo.
En ese parte del libro, López Villafañez aborda el Presidencialismo como la cúspide de una serie de intereses que se formaron alrededor "de los que dominan este país desde hace décadas", y que el presidente, desde antes, era un personaje supeditado a los empresarios nacionales y extranjeros.
Al cuestionarse el motivo por el cual Peña Nieto solo plagió una página de su libro, dijo que una posible causa es que la tesis se orienta a la imagen del Presidencialismo en la que se percibe al presidente como alguien con total autonomía.
Describió su libro como una obra que ha resistido la prueba del tiempo, siempre ha sido muy citado y se encuentra en prácticamente todas las bibliotecas del país y en otras partes del mundo, incluso en la biblioteca de la Universidad de Harvard.
"Era un libro que no necesitaba publicidad, una obra con muchas ediciones, pero un efecto colateral de esta situación es que más gente tendrá acceso al libro y leer las ideas que hay en él. En ese sentido, le damos la vuelta a lo que hizo Peña Nieto, porque al final él mismo contribuye a la crítica de todo lo que está pasando en el país".
Informó que el libro "La Formación del Sistema Político Mexicano" data de 1986, pero recientemente ha lanzado una reedición que lleva el subtítulo "De la hegemonía posrevolucionaria a la hegemonía neoliberal" y que además cuenta con un nuevo prólogo, un nuevo capítulo y un epílogo.
Según expuso López Villafañe, el libro reeditado que ahora incluye "nuevos ingredientes como la inserción de los grupos criminales, de los cárteles de la droga y la violencia, como parte de esa nueva hegemonía neoliberal", será presentado en Zacatecas el 4 de octubre próximo y posteriormente en Monterrey, Nuevo León, el 27 de octubre, y la Ciudad de México el 8 de noviembre.
"Yo me animé a hacer una actualización de este libro por la gravedad de las cosas que pasan en el país, porque hay una enorme impunidad y nadie es castigado, y que por lo menos dentro de 40, 50, 80 o 100 años, haya otra generación de mexicanos que conozca el desastre que fue esta clase política para el país", agregó.
Al enterarse que uno de sus libros estaba entre las 10 obras que el presidente plagió en su tesis para obtener el grado de Licenciado en Derecho, dijo que le resultó paradójico que el escándalo haya coincidido con la reedición de su obra, además que el contenido refleja casi con exactitud el ascenso al poder de Enrique Peña Nieto.
También le pareció interesante la reacción de los medios de comunicación, porque hasta el momento no ha sido buscado por las empresas oficialistas como Televisa o Tv Azteca, solo por el equipo de investigación de Carmen Aristegui, Univisión, entre otros.
Por último, López Villafañe señaló que el escándalo se presentó "en sincronía perfecta con la aparición de mi nuevo libro, en el que hago una crítica de todo lo que está pasando", a la espera que la Universidad Panamericana retire el título de licenciatura al presidente, aunque "viendo cómo pasan las cosas en México, no creo que suceda".
Martín Catalán Lerma. Periodista, máster en Ciencia Política