8/11/2009

Norma, la heredera oculta de Marcial Maciel




ALEJANDRO GUTIéRREZ

MADRID, 10 de agosto (apro).- "Norma Hilda Baños quedó embarazada cuando tenía 26 años y, en 1987, dio a luz una niña. El padre era Marcial Maciel, fundador de la congregación de los Legionarios de Cristo, a quien ella había conocido cuando aún era menor de edad. Durante años, la madre preservó celosamente el anonimato de la niña y de su padre. Pero ahora que El Vaticano investiga la vida de Maciel –fallecido en 2008--, su hija Norma puede convertirse en heredera de un imperio de 20 mil 500 millones de euros".

Así comienza la historia que el diario El Mundo dio a conocer este domingo 9, al lograr el acceso al "santuario" madrileño de esta mujer mexicana, originaria de Acapulco, Guerrero, y madre de "Norma Hilda Rivas", hoy de 23 años, nombre real de la hija de Marcial Maciel. El 4 de febrero pasado estalló nuevamente la polémica en torno al fundador de los Legionarios de Cristo, cuando el periódico The New York Times confirmó Maciel había tenido una "doble vida" y procreado una hija.

La razón por la que la joven no lleva el apellido "Maciel" sino Rivas, sostiene el matutino español, podría ser "de algún civil sin votos de castidad", o bien "una de sus identidades falsas (de Maciel), que empleaba para seducir a mujeres adineradas, a las que exprimía hasta el último céntimo".

"Yo nunca habría elegido este camino para mi vida… cuando conocí a ese hombre, yo era una menor… Ni mi hija ni yo supimos quién era realmente hasta el final", asegura Norma Hilda Baños al romper el secreto tanto tiempo guardado. De la publicación se desprende que la mujer conoció a Maciel cuando aún "menor de edad" y quedó embarazada de él a los 26, ocho años después de alcanzar la mayoría de edad.

La historia ocupa el tema principal de la sección dominical "Crónica" de El Mundo, que también le dedica un aviso en la portada del matutino, y en ella los reporteros señalan que la localizaron en una urbanización de lujo de Madrid."Está desconcertada. No es fácil el diálogo. Tras el vano, que va estrechando mientras entorna la puerta, se abre un piso de 327 metros cuadrados. Aquí es donde vive desde hace unos años con su hija", apunta.

En la casa –barrio que no identifica pero publica una fotografía del sector-- "no hay marido ni padre. Nunca lo ha habido. Su hija es fruto de una relación prohibida".

Según el periódico, el monto de la fortuna de la congregación religiosa de los Legionarios de Cristo sería equiparable al "valor de Repsol YPF", el gigante petrolero de España, "con casi 20 mil 500 millones de euros en activos", a los que Norma Hilda Rivas podría acceder como "heredera" del patrimonio Maciel.

"Lo está pasando fatal", lamenta la madre al referirse a su hija. "Menos mal que he abierto yo la puerta", dice a los reporteros al referirse al frágil estado de ánimo de su hija. "Todo esto ha sido dolorosísimo, no puedes imaginar".

Describen que Norma se desvive por proteger su intimidad y más ahora que el Vaticano ha ordenado una investigación a fondo sobre ellas y todos los escándalos sexuales, económicos y de espionaje alrededor de los Legionarios.Descrita como una mujer con "rasgos indígenas, pelo moreno y baja estatura", pero perteneciente a la parte privilegiada de la sociedad acapulqueña, se conduce con "voz templada, su corrección, su forma de vestir sencilla y elegante, en tonos oscuros, o el modo en que se dirige a la asistenta denotan que Norma Hilda es una mujer educada, probablemente acaudalada".

También comenta sobre los múltiples comentarios que han surgido en blogs sobre ella y su hija. "Se han dicho muchas mentiras", dice. "Quiero aclarar que yo era una menor".Maciel le dejó dos casas a su nombre en el exclusivo inmueble donde reside y tres plazas de garaje en propiedad, todo por valor de 2 millones de euros. "Además, madre e hija recibirían un suculento subsidio mensual", parte del precio que la congregación habría pagado por el silencio de las dos mujeres.Estudiante en la Universidad Anáhuac, en México, y después en la Universidad Francisco de Vitoria, en Madrid, ambas pertenecientes a la congregación religiosa, Norma Hilda dejó de acudir a sus clases en la universidad madrileña cuando en febrero estalló el escándalo, confirmó una fuente de esta institución a Apro.

Tanto la hija de Maciel, Norma Hilda Rivas, como su madre, Norma Hilda Baños, serán entrevistadas por el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, que es vicepresidente de la Conferencia Episcopal española, como uno de los cinco jerarcas religiosos dispuestos por el Vaticano para la investigación sobre el estado general de la congregación religiosa que fundó Notre Pére, como los legionarios nombraban a Maciel.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario