8/12/2009





Santiago Aguirre, abogado del Prodh
Mujeres no podrán recurrir a juicio de amparo por delitos de militares



Por Lourdes Godínez Leal

México DF, 11 agosto 09 (CIMAC).- Con la resolución de ayer, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no reconoce ni a mujeres ni hombres víctimas de violación a derechos humanos por parte de militares como sujetos de derecho, con lo que se cierra la posibilidad de que las mujeres que han sido víctimas de agresiones sexuales por parte de militares, recurran al juicio de amparo para pedir que éstos sean investigados en el fuero civil.

Así lo explicó en entrevista para Cimacnoticias el abogado del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), Santiago Aguirre, uno de los representantes legales del recurso de amparo promovido por la señora Reynalda Morales, viuda de un civil asesinado por militares en 2008 en Santiago de los Caballeros, Sinaloa, que proponía que la Corte revisara las disposiciones del Código de Justicia Militar en el sentido de que no fueran los militares quienes investigaran y juzgaran violaciones a derechos humanos cometidas contra civiles.

Para el abogado, lo dicho ayer por la Corte “reduce el espacio” para que, quienes son víctimas de violaciones a derechos humanos cometidas por militares, puedan presentar recursos de esta naturaleza.

“La Corte ayer sostuvo un criterio muy grave que, aunque no va a quedar en jurisprudencia ni nada, refleja el parecer y el criterio jurídico de las y los ministros en el sentido de que las víctimas o sus familiares no tienen derecho a acudir al juicio de amparo cuando una autoridad civil le pide a la militar que investigue un caso que interesa a los civiles”.

Ejemplificó que en el caso de las mujeres que han sido agredidas sexualmente por militares y que estén interesadas en recurrir al juicio de amparo, de acuerdo con lo establecido por la Corte ayer, ya no lo podrán hacer, lo que significa que ésta no termina de reconocer que las víctimas y sus familiares son sujetos de derecho.

“Siendo así, te cierra la puerta para que cualquier víctima acuda al amparo”, reiteró.

SE PIERDE OPORTUNIDAD HISTÓRICA

En su opinión, la SCJN “perdió la oportunidad histórica” de someter a revisión el fuero militar, que “funciona como una garantía de impunidad y que tiene toda una serie de mecanismos procesales que garantizan a los militares un trato distinto y preferencial respecto a la ley que se nos aplica a los demás”, dijo.

Destacó el hecho de que la votación en el pleno no hubiera sido unánime, ya que no fueron los once ministros quienes se opusieron a la revisión, sino seis, lo que en el fondo significa que no “estamos dando palos de ciego”, dijo.

Interrogado sobre si tenía alguna intención trasladar al pleno para que fuera discutido el recurso de amparo en revisión, riginalmente en la Primera Sala con el ministro José Ramón Cossío, quien se pronunció por revisar el tema a fondo, Santiago Aguirre dijo que no podría afirmarlo, no obstante recordó que cuando se turnó a la Segunda sala donde se encuentran los ministros más “reacios” al tema de los derechos humanos fue cuando se sumaron los votos en contra.

-- ¿Hubiera prosperado el amparo de quedarse en la primera sala?

-- Teniendo en cuenta cómo se dio la votación ayer, si uno revisa quiénes fueron los ministros de la minoría que estaban a favor de estudiar el fondo del caso, es muy sencillo de llegar a la conclusión que, si el amparo que estaba en revisión en la Primera Sala hubiera permanecido ahí, probablemente hubiese sido admitido y nos hubiera dado la razón.

De acuerdo con el abogado, el proyecto del ministro Cossío, que hasta ahora no ha sido público, sostenía que los alcances que le da al fuero militar la ley secundaria y el Código de Justicia Militar son contrarios a la Constitución y a los tratados internacionales de derechos humanos.

Aunque no se atrevió a afirmar si la discusión se llevó al pleno para impedir este avance, Aguirre dijo que lo que sí es público fueron las reuniones sostenidas entre el secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont, con cada uno de las y los ministros de la Corte.

“Lo que no es común es que el Secretario de Gobernación se haga cargo de abogar por una práctica realizada por una Secretaría que no es la suya y que contraviene todos los tratados internacionales de derechos humanos eso es lo que no es común y es lo que ocurrió en este caso”, dijo.

Para el abogado del Prodh, la decisión de la SCJN de no entrar al fondo de la discusión para fortalecer los controles civiles sobre las Fuerzas Armadas “convalida las irregularidades que se presentan y se han presentado históricamente en el fuero militar”.

Esto es, dijo, “un respaldo a la impunidad”, contrario a lo que afirmó Felipe Calderón ayer, pues muchas denuncias por abusos cometidos por militares en el contexto de la militarización se están quedando en denuncias.

09/LGL/PBC/GG

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario