10/17/2014

Educar en salud sexual para evitar violencia contra las niñas

Garantizaría derechos y evitaría discriminación: especialistas

Educar a niñas, niños y adolescentes sobre salud sexual y reproductiva desde un enfoque de género contribuye a combatir la violencia contra esta población –garantía reconocida en la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU–, destacaron especialistas.



Al participar en las “Jornadas por el Derecho al Buen trato. La voz de niñas, niños y jóvenes en la Ciudad” –a la que convocó la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF)–, psicólogas y activistas explicaron la necesidad de educar en salud sexual y reproductiva para contribuir a que la infancia, en especial las niñas, viva en ambientes libres de violencia.

Paloma Andrés Domingo, psicóloga de la Fundación Terapia de Reencuentro, de Valencia, España, observó que es necesario incorporar el enfoque de género en la educación a niñas, niños y adolescentes en el hogar, la escuela y sus comunidades, ya que desde la infancia se generan “heridas” provocadas por los “mandatos de género”, que derivan en violencia, discriminación y que las menores de edad se sientan “poco valoradas, tristes, estresadas o aisladas”.

La especialista criticó que las instituciones educativas no contribuyen a que las niñas confíen en sí mismas ni a erradicar el maltrato; además, señaló que las normas de cada país en el tema de sexualidad y reproducción tampoco visibilizan la situación de las menores de edad “por miedo” a tratar el tema del aborto legal.

La violencia contra las niñas es una problemática mundial, ya que casi una cuarta parte de las menores entre 15 y 19 años de edad fueron víctimas de alguna forma de violencia física; alrededor de 120 millones de menores de 20 años fueron forzadas a tener relaciones sexuales, y más de 700 millones de mujeres se casaron antes de cumplir los 18, informó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) a propósito del Día Internacional de la Niña, que se conmemoró el pasado 11 de octubre.

En México los embarazos en adolescentes son un problema de salud pública, ya que al día se registran mil nacimientos que corresponden a adolescentes de 10 a 19 años de edad, según informó el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR) a propósito de la conmemoración el pasado 26 de septiembre del Día Nacional de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes.

Tirso Clemades Pérez de Corcho, titular de la Fundación Clemades Cuenta Conmigo, expresó que las infecciones de transmisión sexual (ITS) son otra problemática que debe prevenirse con información desde la infancia, y explicó que comunicarle a un o una menor de edad que tiene este padecimiento requiere estrategias respetuosas de sus derechos y que no laceren su autoestima.

El experto lamentó que querer modificar conductas para prevenir embarazos prematuros o la propagación de ITS –por ejemplo con la repartición masiva de condones– “es inútil”, ya que –consideró– se debe trabajar desde las creencias de las personas.

Óscar Chávez, integrante del Grupo Interdisciplinario de Sexualidad, dijo que es necesario que en las instituciones y en la familia se hable con las y los niños sobre la diversidad sexual.

Las y los panelistas coincidieron en que hablar de sexualidad y reproducción no es promover, sino reconocer y visibilizar a las y los menores de edad, sus diferencias y sus derechos, lo que contribuirá a combatir desde la infancia la discriminación y la violencia que ahora se pretende eliminar entre las personas adultas.
 

Especial
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Cimacnoticias | México, DF.- 

1 comentario:

  1. Sin duda la educación sexual, es un eje no reconocido del desarrollo de un país y de la calidad de vida de sus habitantes. En especial es útil el trabajo con l@s pequeñ@s, por que es más fácil que ellos aprendan la equidad de género desde su corta edad, que muchos adultos.

    Pueden visitarnos en: http://www.terapiadepareja-df.com.mx

    ResponderEliminar